El presidente destituido de la Generalitat de Cataluña, Carles Puigdemont, asegura hoy en una entrevista al diario belga Le Soir que una solución diferente a la independencia de esa comunidad autónoma es «siempre posible».

«¡Siempre es posible! ¡He trabajado durante treinta años para obtener otro anclaje de Cataluña en España! Hemos trabajado mucho en eso, pero la llegada al poder del señor Aznar detuvo esa senda», afirmó al periódico francófono el político catalán, quien insiste en estar dispuesto a aceptar «la realidad de otra relación con España».

Así, Puigdemont se muestra a favor de un acuerdo con el Gobierno central, pero subraya que el origen de la crisis actual se encuentra en 2010, cuando el Tribunal Constitucional declaró inconstitucionales varios artículos del Estatuto de Autonomía de Cataluña.

«Lo que tiene que hacer el señor Puigdemont es presentarse como candidato a las elecciones y ver qué apoyo tiene», ha considerado el ministro de Asuntos Exteriores, Alfonso Dastis, en declaraciones a la prensa en Bruselas, al ser preguntado por la entrevista del ex presidente catalán en la que afirma que hay alternativas a la independencia.

«La alternativa a la independencia pasa hoy por las elecciones del 21 de diciembre», ha apuntado el ministro español desde la capital europea, donde asiste a un consejo de ministros de Exteriores de la UE.