El coronel jefe de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil, Manuel Sánchez Corbí, ha comparecido este martes ante la comisión del Congreso que investiga la presunta ‘caja b’ del PP, pero se ha negado a hablar en el Congreso sobre los casos que corrupción que afectan al PP. Eso sí, ha dicho que no ha recibido presiones del Gobierno y que su equipo únicamente se ha sentido presionado por los medios de comunicación.

El silencio del coronel sobre los asuntos objeto de investigación por parte de la comisión ha llevado a Ciudadanos a plantearse la posibilidad de volver a citarle en el futuro, pero a puerta cerrada, para que pueda explicarse. Sánchez Corbí ha comentado que preguntará a los jueces si puede comparecer en ese formato.

El diputado de Unidos Podemos y juez en excedencia Juan Pedro Yllanes ha sido el primero en intentar interrogar al coronel, al que ha reprochado que no respondiera a sus preguntas sobre las investigaciones en curso que afectan a las campañas del PP de Valencia.

El resto de grupos se han interesado sobre este caso, bautizado como Taula, y por otras investigaciones de la UCO como Lezo y Púnica, incluyendo informes recientes que afectan a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, o a la etapa de Ana Botella en el Ayuntamiento de Madrid, a quien se relaciona con las empresas de reputación ‘on line’ de Alejandro de Pedro.

“No puedo contestar”

“No le puedo contestar”, se ha excusado continuamente el coronel jefe de la UCO, explicando ante las reiteradas protestas de los grupos que su actitud ante la comisión de investigación viene exigida por su obligado respeto a los jueces y fiscales a los que remite los informes de esta unidad de Policía Judicial. “No es lo que me gustaría y me resulta tremendamente incómodo”, ha dicho sobre su incapacidad para dar detalles a los diputados.

Tanto el diputado de Unidos Podemos Juan Pedro Yllanes como el de Ciudadanos Toni Cantó han criticado que el PP haya actuado como “defensor del compareciente”, a quien también han señalado por “mirar” a la bancada ‘popular’ para, según ellos, buscar su “aprobación”. Corbí ha negado esto último y ha defendido que no ha recibido nunca ninguna llamada de ningún ministro y que la única presión que sienten es de los medios de comunicación interesados en sus informes.

“Cuando se filtra un informe nos molesta porque eso perturba mucho”, ha comentado Corbí a preguntas del PP, que se ha interesado por si se ha podido dañar la presunción de inocencia sobre la base de unos informes de la UCO que el coronel ha lamentado que “a veces se le atribuyan unos poderes sobrenaturales”, cuando “tienen valor de denuncia más o menos real a partir de lo que luego ocurra en el juicio oral”.

El diputado de EH Bildu Oskar Matute le ha preguntado por la operación Guateque, a lo que Corbí le ha corregido explicando que no es una investigación que llevara la UCO. Acto seguido ha cuestionado su papel en la lucha contra ETA, que lideró el coronel antes de su paso a esta otra unidad en noviembre de 2015. “No es objeto de la comisión, pero cuando quiera debatimos de mi pasado y del suyo”, le ha dicho al diputado.