La presidenta de la Junta, Susana Díaz, ha exigido a ADIF “explicaciones de por qué ha abierto la vía en las condiciones en las que estaba” tras el descarrilamiento de un tren Málaga-Sevilla en la localidad sevillana de El Arahal en el que han resultado heridos 21 pasajeros, uno de ellos graves. En declaraciones a los periodistas en una entrega de premios para autónomos, Díaz se ha referido a la gran cantidad de barro acumulado en esa vía afectada por las fuertes lluvias de la noche y a las decenas de incidencias registradas en la provincia de Sevilla.

“Es algo que todos tenemos que saber, cuál ha sido la decisión que les ha motivado a abrir una vía en esas condiciones”, ha dicho la presidenta andaluza. Susana Díaz ha trasladado su apoyo a los distintos efectivos que están trabajando en la zona del accidente y ha deseado una pronta recuperación a los heridos, uno de los cuales ha sido trasladado al Hospital Virgen del Rocío de Sevilla.

Los primeros heridos han sido atendidos por agricultores que trabajan en campos de la zona”

El accidente se ha producido a las 10:12 horas tras descarrilar un tren en el punto kilométrico 22 de la línea Utrera-Marchena, lo que ha causado la salida de la vía del tercer y del último vagón del convoy. Los primeros heridos han sido atendidos por agricultores que trabajan en campos de la zona, así como por un helicóptero movilizado ante las dificultades de acceso al lugar.

En la localidad se mantiene cortado el paso de ferrocarril por el kilómetro 20, ya en el casco urbano, por acumulación de barro sobre la vía. Renfe ha fletado un tren que se ha encargado de transportar a los servicios de emergencia para llegar al lugar del accidente, adonde también han sido enviados miembros del Ejército de Tierra con base en Morón.