La familia Pujol Ferrusola ha presentado una demanda civil contra el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, por acusarles de cobrar comisiones ilegales y de haber robado 2.500 millones de euros, y ha pedido al presidente de la formación que retire esas afirmaciones, como adelanta hoy el diario Público.

En una rueda de prensa, Rivera ha adelantado que no se va a retractar de las acusaciones de corrupción contra la familia Pujol, que le ha demandado por calumnias, al asegurar él mismo que esas acusaciones son una “reproducción” de informaciones periodísticas, policiales e indicios judiciales.

“No nos van a amedrentar, ni a los políticos de la oposición ni a los periodistas ni a los jueces”, ha advertido Rivera insistiendo en que Ciudadanos “no puede retirar” noticias periodísticas, que tienen “el principio de veracidad”, tampoco los informe policiales o los “indicios judiciales” que han llevado a Jordi Pujol Ferrusola, por ejemplo, a la cárcel de Soto del Real.

Con esta demanda, ha asegurado Rivera, lo que pretenden es volver al “oasis catalán” en el que no se podía denunciar la corrupción, reiterando así que “el clan Pujol tiene una banda del 3 por ciento, que ha intentado “drenar” el dinero de los catalanes.