Política

Zoido premia al ex ‘número 2’ de la Policía con una medalla que eleva su pensión un 15%

Interior concede la medalla de plata al mérito policial a Florentino Villabona, jubilado el pasado 23 de noviembre

logo
Zoido premia al ex ‘número 2’ de la Policía con una medalla que eleva su pensión un 15%
Florentino Villabona, cuando juró el cargo como DAO el pasado mes de enero.

Florentino Villabona, cuando juró el cargo como DAO el pasado mes de enero. MINISTERIO DEL INTERIOR

Resumen:

El Ministerio del Interior ha concedido una medalla de plata al mérito policial al comisario principal al que aupó Zoido a la extinta Dirección Adjunta Operativa (DAO) de la Policía Nacional y que se jubiló el pasado 23 de noviembre al cumplir los 65 años.

La condecoración comporta a Florentino Villabona una pensión vitalicia equivalente al 15% del sueldo que tenía cuando se retiró.

La concesión está fechada el pasado 22 de noviembre, un día antes de que el mando cumpliera la edad reglamentaria y tuviera que retirarse.

El otorgamiento de la medalla de plata exige resultar muerto o sufrir mutilaciones, dirigir o realizar algún servicio de trascendental importancia o tener una actuación ejemplar y extraordinaria.

El Ministerio del Interior ha concedido una medalla de plata al mérito policial al comisario principal al que aupó Zoido a la extinta Dirección Adjunta Operativa (DAO) de la Policía Nacional tres meses después de su llegada al cargo y que se jubiló el pasado 23 de noviembre al cumplir los 65 años. La condecoración comporta a Florentino Villabona una pensión vitalicia equivalente al 15% del sueldo que tenía cuando se retiró.

La orden general de la Policía publica este lunes la resolución por la que se concede esta medalla a Villabona, que tuvo como última responsabilidad la Jefatura Central de Seguridad Ciudadana y Coordinación. La concesión está fechada el pasado 22 de noviembre, un día antes de que el mando cumpliera la edad reglamentaria y tuviera que retirarse.

Ex coordinador general de Seguridad en el Ayuntamiento de Málaga (2007-2011), gobernado por el popular Francisco de la Torre, Florentino Villabona fue la persona elegida a finales del pasado mes de enero por el actual titular de Interior para encomendarle el puesto de número dos en el organigrama de la Policía Nacional. El cargo de DAO se encontraba vacante desde la jubilación de Eugenio Pino el verano anterior.

Juan Ignacio Zoido designó a Villabona, que le quedaban tan sólo 10 meses de servicio, para que ejecutara la operación limpieza en el Cuerpo, cuyo prestigio había quedado muy deteriorado por la guerra interna que se venía librando entre comisarios. A ello se suma el escándalo de la filtración de la grabaciones de las reuniones que mantuvo el anterior ministro de Interior, Jorge Fernández Díaz, con el director de la Oficina Antifraude de Cataluña, Daniel de Alfonso.

Una de las últimas contribuciones de Villabona ha sido participar en el diseño de la operación desplegada en Cataluña ante el desafío independentista

La ley que regula las condecoraciones policiales establece que la concesión de una medalla de plata llevará “siempre aneja” una pensión del 15% en relación con el sueldo que el funcionario disfruta en el momento de su otorgamiento. Esa cantidad es ligeramente superior a la que lleva aparejada la cruz con distintivo rojo: 10%.

Según la citada normativa, el otorgamiento de este reconocimiento exige resultar muerto en acto de servicio o con ocasión de él, sin menoscabo del honor; ni por imprudencia, impericia o accidente; resultar con mutilaciones o heridas graves de las que quedaren deformidad o inutilidad importante y permanente, concurriendo las mismas condiciones señaladas en el párrafo anterior; dirigir o realizar algún servicio de trascendental importancia, que redunde en prestigio de la corporación, poniendo de manifiesto excepcionales cualidades de patriotismo, lealtad o abnegación; tener una actuación ejemplar y extraordinaria, destacando por su valor, capacidad o eficacia reiterada en el cumplimiento de importantes servicios, con prestigio del Cuerpo, o realizar hechos análogos a los expuestos que, sin ajustarse plenamente a las exigencias anteriores, merezcan esta recompensa por implicar méritos de carácter extraordinario.

Como informó El País, el Ministerio del Interior destinó el pasado año 17,8 millones de euros al pago de las recompensas que llevan aparejadas las medallas que conceden tanto la Policía Nacional como la Guardia Civil. En el primer Cuerpo, la cantidad ascendió a 11,2 millones de euros con el siguiente desglose: 8,6 millones para los condecorados con cruces rojas, 1,8 millones para las medallas de oro y casi  800.000 euros para los de plata.

Referencia a la condecoración otorgada a Villabona que se publica este lunes en la orden general de la Policía.

Referencia a la condecoración otorgada a Villabona que se publica este lunes en la orden general de la Policía.

El ministro Zoido premia así los servicios de Florentino Villabona, una de cuyas últimas aportaciones ha sido participar en el diseño del dispositivo -denominad Operación Copérnico– que la Secretaría de Estado de Seguridad ha desarrollado en Cataluña ante el desafío independentista.

Casi 40 años en la Policía

Villabona ingresó en 1978 en la Policía Nacional, donde fue escalando peldaños hasta ser nombrado comisario principal en mayo de 2012. Antes había ocupado diversas responsabilidades de mando y distintos destinos de carácter operativo. Así, en la etapa dura de ETA, su primer destino fue la Jefatura Superior de Navarra, donde se integró en los grupos de Información. Después pasó por Estepona (Málaga), Algeciras (Cádiz), Málaga y Melilla, donde ejerció como jefe superior.

En noviembre de 2011, concluida su etapa de servicios especiales en el Ayuntamiento malagueño, fue nombrado comisario jefe de la Unidad de Coordinación Operativa Local (UCOL) de Algeciras, donde se mantuvo hasta que en enero de 2012 se le confió la Comisaría General de Seguridad Ciudadana en el marco de una profunda renovación de la cúpula policial emprendida por el ministro Jorge Fernández Díaz para marcar distancias con la etapa de Pérez Rubalcaba al frente de Interior.