El juez de la Audiencia Nacional José de la Mata ha rebajado de tres millones a 500.000 euros la fianza impuesta a Jordi Pujol Ferrusola, primogénito del ex presidente de la Generalitat de Cataluña, para que pueda salir de prisión. El magistrado mandó a prisión preventiva al hijo de Jordi Pujol el pasado 25 de abril al entender que ocultaba su patrimonio a la Justicia.

En un auto este jueves, el titular del Juzgado Central de Instrucción 5 de la Audiencia Nacional suaviza las medidas cautelares a Pujol Ferrusola al considerar atenuados los riesgos que le llevaron inicialmente a decretar prisión incondicional. El magistrado no ve ya peligro de que pueda sustraerse a la acción de la Justicia por el tiempo transcurrido -casi ocho meses- ni que pueda influir sobre testigos, después de habérsele tomado declaración a personas que actuaron en operaciones con Jordi Pujol en México, EEUU, Andorra y Panamá para ocultar el patrimonio.

«En el tiempo transcurrido desde que se acordó la medida cautelar de prisión provisional, se ha podido recabar nueva documentación sobre las operaciones realizadas en otras jurisdicciones, ampliar la información disponible sobre las mismas, y profundizar el conocimiento y naturaleza de algunas de estas operaciones mediante la emisión de nuevos informes», justifica De la Mata.

Bloqueo de una transferencia

En el caso de depositar el dinero, tendrá retirado el pasaporte, deberá comparecer semanalmente en el juzgado y no podrá abandonar el territorio español sin autorización previa.

En otro auto fechado este jueves, De la Mata acuerda el bloqueo de una transferencia por valor de 2,6 millones de dólares a una cuenta de Caixabank de una mercantil vinculada a Jordi Pujol Ferrusola (Inter Rosario Port Services SA) con cuya cantidad pretendía afianzar su libertad provisional. El dinero procedía de la compañía argentina Vicentin SAIC.