Política

Rajoy elude cualquier autocrítica tras el 21-D e insiste en que agotará la legislatura

El presidente del gobierno rechaza la propuesta de Puigdemont: “Yo tengo que sentarme con Arrimadas”

María Dolores de Cospedal y Mariano Rajoy.

María Dolores de Cospedal y Mariano Rajoy.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha transmitido a los cuadros del Partido Popular su voluntad de culminar la legislatura a pesar del desplome de los populares en Cataluña en las elecciones del 21-D. Aunque el líder del PP ha admitido que los resultados de anoche son «malos», ha sostenido que el avance de Ciudadanos, ganador de los comicios en votos y escaños, no es extrapolable al resto de España. «Ya lo que nos faltaba era convocar elecciones generales. Estoy en condiciones de gobernar y no tengo ninguna decisión de adelantar», ha insistido, para celebrar unos comicios que sitúa a mediados de 2020, concretamente en junio.

Posteriomente, el presidente del Gobierno desde Moncloa ha valorado positivamente la jornada electoral por su normalidad. «Primero, felicitar a Inés Arrimadas y al presidente de Ciudadanos. Lo negativo es que no hemos conseguido los escaños suficientes, pero conviene recordar que los independentistas siguen perdiendo apoyos, aunque menos de los que nos gustaría».

Lo que dejan claro estos resultados es que Cataluña no es monolítica, es plural, y todos debemos cultivar esa pluralidad»

«Lo que dejan claro estos resultados es que Cataluña no es monolítica, es plural, y todos debemos cultivar esa pluralidad que todos debemos respetar. Es evidente también que la fractura generada por la radicalidad es muy acentuada. Pero la necesaria reconciliación debe venir de la mano de la ley, y debe ser parte de todos», ha sostenido. «Sea cual sea la solución, el gobierno resultante estará sometido al imperio de la ley. No aceptaré que se salte ni el Estatuto ni la Constitución», ha reiterado el jefe del Ejecutivo, quien considera clave el respeto a la ley para el regreso de las empresas y la recuperación económica y del turismo.

«Unas elecciones suponen la oportunidad de abrir una nueva etapa. El Gobierno quiere ofrecer toda su colaboración y su capacidad de diálogo siempre dentro de la ley al gobierno que se constituya para seguir mejorando el bienestar y las riqueza de las personas».

Moncloa ve lejana la formación del gobierno de la Generalitat y que Puigdemont pueda ser otra vez president

Sobre los resultados electorales tras la aplicación del 155, Rajoy ha señalado que el «155 se aplicó como debía hacerse». Tampoco hubo autocrítica de puertas afuera: «Fuimos prudentes y se aplicó con el apoyo de la segunda y la cuarta fuerza política en España. Se aplicó de una manera inteligente y las cosas han funcionado bien. Y se convocaron elecciones rápidamente para restaurar la legalidad y espero que la situación se mantenga en el futuro. Yo ofrezco a los catalanes la propia actuación del gobierno, y haré un esfuerzo de diálogo con el gobierno que resulte y también para que la ley se cumpla. Espero que el nuevo gobierno abandone la unilateralidad. «Estamos abiertos a normalizar la situación».

Desde Bruselas, el líder de Junts per Catalunya, Carles Puigdemont, ha lanzado un envite al presidente del Gobierno emplazándole a una reunión «sin condiciones previas», ya que a juicio del ex president «el pueblo de Cataluña merece ser escuchado». Pero Rajoy ha sido tajante: «Yo con quien tengo que sentarme es con Inés Arrimadas» en su calidad de triunfadora de los comicios. Y es que de sus palabras cabe deducir que Moncloa ve aún lejana la formación de gobierno en Cataluña sobre todo habida cuenta de que uno de los más que probables aspirantes a la investidura, Carles Puigdemont, sabe que sus buenos resultados no «blanquean» el largo horizonte judicial que tiene por delante ni impiden su detención y puesta a disposición del magistrado si pone un pie en España.

No ha habido ningún atisbo de autocrítica en las palabras de Rajoy, limitando la explicación sobre las causas de la debacle popular a la concentración de voto en torno al partido que «ya lideraba la oposición». Ha aprovechado en este punto para salir en defensa de la «fortaleza» de un partido «que no se inventó hace un cuarto de hora. Está bregado. Sabe lo que es peder y ganar y damos la talla.

Tampoco tomará medidas drásticas Xavier García Albiol, quien ha apelado a su permanencia al frente de los populares catalanes porque cree que su renuncia dejaría a la formación política en una situación  muy delicada. En declaraciones a la entrada de la reunión del comité ejecutivo nacional del PP, Albiol ha considerado que en este momento en el que el partido se ha quedado con solo tres diputados corresponde a “todos” trabajar para reflexionar, analizar los resultados y “aportar una solución” porque toca “dar la cara” por esta organización que lleva “defendiendo a los catalanes cuarenta años”.

Rajoy ha llamado por teléfono al líder de Ciudadanos, Albert Rivera, para felicitarle por la victoria de Inés Arrimadas, con quien también habló la noche del jueves, según él mismo ha informado.

Comentar ()