El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha criticado el coste del despliegue de la Policía y la Guardia Civil por el referéndum ilegal en Cataluña del pasado 1 de octubre que el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, ha cifrado en 87 millones de euros. «A la vista de lo que ha ocurrido con el despliegue desde luego ese dinero de los contribuyentes no se gastó de la manera más sensata posible», ha denunciado.

En declaraciones en el Congreso donde se ha reunido con representantes de la Coordinadora Estatal de Plataformas de la Dependencia, ha calificado de «vergüenza nacional» que se continúe en Cataluña una «guerra de banderas» o se discuta sobre la aplicación del reglamento del Parlament cuando hay miles de españoles que fallecen esperando la ayuda a la dependencia.

«Hay que empezar a hablar de los problemas de la gente, es un insulto y una humillación a la ciudadanía hablar solo de reglamentos», ha criticado Iglesias al ser preguntado por la posibilidad de que Carles Puigdemont pueda ser investido mientras permanece en Bruselas.

El líder de Podemos ha alertado de que no piensa contribuir a que se siga sacando de la agenda asuntos fundamentales como la dependencia porque los ciudadanos están ya un poco «hartos» de que los políticos no busquen soluciones a sus verdaderos problemas.