El jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy, ha señalado este miércoles que en su vida «he tenido una reunión para ver cómo se celebra una sesión de investidura», en respuesta a la petición del presidente del Parlament, Roger Torrent, de entrevistarse con él para tratar sobre la situación de los presos encarcelados o huidos. «Si lo que se pretende es que el Gobierno tome alguna decisión que no es su competencia, no voy a entrar en ello. Hay que respetar la división de poderes y el estado de Derecho», ha afirmado en una entrevista en Onda Cero.

Conforme a esa filosofía, ha explicado que el Gobierno recurrirá ante el Constitucional cualquier hecho jurídico dirigido a facilitar la investidura de Carles Puigdemont. Ha exigido «unas instituciones que cumplan la ley» para superar «una etapa de inestabilidad que no lleva a nada» e ir «a una situación de normalidad». Desea que esto se cierre «a  la mayor celeridad posible», pero que no esperen de él que se salte la legalidad, y dice estar dispuesto a «hablar con el presidente de la Generalitat» que resulte elegido dando por descartado que ese sea el cabeza de lista de Junts pel Catalunya, admitiendo que lo pueda ser, en cambio, el líder de ERC, Oriol Junqueras.

Tras apoyar la decisión de Exteriores a prohibir que se use la sede de la Generalitat en Bruselas como lugar de encuentro entre Puigdemont y Torrent, se ha felicitado del apoyo recibido por parte del PSOE y de Ciudadanos ante el desafío independentista. Eso sí, ha criticado a la formación de Albert Rivera por «dejar sin voz al PP catalán, que es dejar con una voz menos a los constitucionalistas». Al hilo de estas palabras, ha afirmado tajante que el PP «hubiera dado un diputado a Ciudadanos».

Asegura que habrá Presupuestos y que nadie le ha pedido la cabeza de Barreiro

Por otro lado, ha asegurado que habrá Presupuestos Generales del Estado para este año y niega que el líder de Ciudadanos, su interlocutor, le haya pedido la cabeza de la senadora Pilar Barreiro -imputada por la Púnica- para desbloquear esa negociación. «No voy a entrar en polémicas con esto porque nadie me ha lo ha dicho. He tenido conversaciones sobre los Presupuestos y tengo intención de seguir con ellas en el futuro. Ya veremos cuando me lo digan, si realmente me lo dicen», ha señalado.

Ha negado que tenga un «plan b» si no hay Presupuestos, sino «conversaciones para aprobarlos. Hay que darle tiempo, estas cosas no son fáciles. El año pasado los aprobamos en marzo y las cosas funcionaron muy bien desde el punto de vista económico. Usted no se preocupe -ha dicho a su interlocutor- que habrá presupuestos». Será tras la posible aprobación de los Presupuestos, en marzo, cuando se celebre el debate del Estado de la Nación.

Niega conocer las declaraciones judiciales que apuntan a la financiación ilegal del PP valenciano

Respecto a la Gürtel y la declaración hoy del ex secretario general del PP de Valencia, Ricardo Costa, ha negado conocer nada sobre una supuesta financiación ilegal del  partido en la región. Ha llegado a afirmar que ignoraba el contenido de las declaraciones de nueve empresarios admitiendo pagos de actos del PP y las del triunvirato de la Gurtel, esto es, Francisco Correa, álvaro Pérez y Crespo, pero, en todo caso, «estaré a lo que digan los tribunales», alt eimpo que se ha aferrado a que todas las personas implicadas «ya no están en el PP».

Sobre Camps ha recordado que » ha estado en los tribunales y ha salido absuelto. Asumió una responsabilidad política durísima y no está en esta organización. No tiene sentido revisar lo que hizo una persona que no está en la política activa».

Por otro lado, ha vuelto a reiterar su consabida disponibilidad a repetir como candidato a la presidencia del Gobierno y negado que tenga intención de remodelar su Ejecutivo, aunque estas decisiones, ha matizado, «se anuncian una vez tomadas».