Guerra diplomática entre Venezuela y España. El Ministerio venezolano de Exteriores ha anunciado el jueves que declaraba persona non grata al embajador español en Caracas, Jesús Silva Fernández, lo que supone su salida en breve del país. España responderá “con reciprocidad”, según ha declarado el jefe de la diplomacia española, Alfonso Dastis. En el Consejo de Ministros del viernes se decidirá la expulsión del embajador venezolano en Madrid, Mario Isea.

El miércoles, el régimen chavista había llamado a consultas a su representante diplomático, que por esa razón ya no está en Madrid. El presidente venezolano, Nicolás Maduro, identifica a España como el máximo culpable de que la UE haya sancionado a siete funcionarios de alto rango, entre ellos el número dos del régimen, Diosdado Cabello.

El Ministerio de Exteriores venezolano asegura haber tomado esta decisión debido a las “continuas agresiones y recurrentes actos de injerencia en los asuntos internos” del régimen bolivariano por parte de España.

Concretamente, aluden a cómo Mariano Rajoy se refería las últimas sanciones impuestas por la Unión Europea contra Venezuela como “leves” pero “muy merecidas”.

“Siempre hemos ayudado al diálogo, pero la fe y las promesas han de ir acompañadas de hechos”, dice Dastis

En Caracas se da por hecho que el gobierno de Maduro anunciará en breve próximas expulsiones de embajadores de países de la UE, una medida sin precedentes y que aislaría a Venezuela de gran parte de la comunidad internacional.

Desde Davos, Dastis ha lamentado “la declaración de persona non grata al embajador” y ha anunciado “medidas proporcionadas con reciprocidad”. España rechaza, en palabras del ministro, “las acusaciones de injerencia”.  Y ha declarado contundente: “Siempre hemos ayudado al diálogo, pero la fe y las promesas han de ir acompañadas de hechos con el pueblo venezolano”.

El jefe de la diplomacia española ha explicado a Efe: “Lo que ha intentado España es que el Gobierno venezolano no se limitara a hacer promesas, sino que las cumpliera”. Además, ha aclarado que, en el seno de la UE, “hemos buscado los medios de presión e incentivos para que hubiera una negociación efectiva”.

Ha recordado Dastis al gobierno venezolano que han sido los 28 miembros de la UE “los que han decidido por unanimidad” las sanciones a altos cargos del chavismo, que “no ha sido una cuestión solo de España”. El ministro ha asegurado que “por todas las vías” España tratará de ayudar a mejorar la situación del pueblo venezolano.

En el comunicado del Ministerio venezolano de Exteriores se acusaba al jefe del gobierno español de actuar a órdenes de EEUU. “Venezuela expresa su categórico rechazo a las declaraciones emitidas por el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, este 24 de enero, en relación a las medidas restrictivas, contrarias a los más elementales principios del Derecho Internacional, que ha aplicado de manera errática y unilateral la Unión Europea contra altos funcionarios y jefes de Poderes Públicos venezolanos”, expresa en este sentido el comunicado del Ministerio de Exteriores de Venezuela.

Entre los funcionarios sancionados está el número dos del Partido Socialista Unido de Venezuela, Diosdado Cabello. Es la primera vez que Cabello recibe un castigo tan duro. La UE congela los bienes de los sancionados y a la vez no pueden entrar en territorio de la UE.

También figuran en esta lista: la presidenta del Consejo Nacional Electoral (CNE), Tibisay Lucena, el actual fiscal general, Tarek Saab; el presidente del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), Maikel Moreno;el ministro para Relaciones Interiores, Justicia y Paz, Néstor Luis Reverol; el director del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (SEBIN), Gustavo González, y el jefe de Gobierno del Distrito Capital y antiguo comandante de la Guardia Nacional Bolivariana- Antonio Benavides.

El ministro de Exteriores, Jorge Arreaza, pidió a la UE que “rectificara” porque se trataba de sanciones contra instituciones del gobierno en realidad. Las sanciones podrían revisarse en caso de avances en el diálogo pero en estas dos últimas semanas, desde el operativo contra el piloto Oscar Pérez, difundido en redes sociales, se han dado pasos atrás.

En el comunicado del Ministerio venezolano de Exteriores, que el ministro Arreaza dio a conocer en su cuenta de Twitter, se dibuja un desolador panorama de la situación española, en contraste con una bonanza idílica que se viviría en Venezuela gracias al presidente Maduro. Aprovecha también el régimen chavista para denunciar al gobierno español por su actuación sobre Cataluña.

El derecho a decidir se ejerce constantemente, sin obstáculos” en Venezuela, según el régimen chavista

En el texto de la cancillería venezolana se alude a cómo fue “mundialmente difundido el uso de la represión policial para secuestrar el derecho a decidir del Pueblo de Catalunya, así como la judicialización de la política para perseguir y encarcelar a quienes difieran de la posición oficial, cerrando cualquier opción de diálogo civilizada con sus adversarios”.

En contraste, señala cómo en Venezuela “el derecho a decidir se ejerce constantemente, sin obstáculos, con altos niveles de participación, mediante un seguro y transparente sistema electoral automatizado”.

A su vez dibuja una Venezuela con sanidad ejemplar y grandes beneficios sociales, en contraste con una España, asolada por la corrupción y el desempleo. Casi unos cuatro millones de venezolanos se calcula que han salido del país debido a unas condiciones de vida cada vez más difíciles con carencias de medicamentos y miles de niños padeciendo hambre.

Las sanciones de la UE, que marcan un hito porque por primera vez inciden sobre altos funcionarios, como ya hizo EEUU, han provocado la ira del régimen. El martes se formalizaron y se anunciaron los nombres. A continuación, el número dos del partido en el poder, Diosdado Cabello, presentó ante la Asamblea Constituyente el decreto para proponer la celebración de elecciones presidenciales antes de finales de abril.

En los preparativos de la mesa de diálogo se había manejado que las elecciones fueran en el segundo semestre del año, dado que la oposición está muy débil y muchos de sus líderes inhabilitados o encarcelados. El Departamento de Estado de EEUU ha considerado ilegítima esta convocatoria. “Este voto no sería ni libre ni justo”, decía el comunicado.

Con este giro, el régimen chavista torpedeaba el diálogo, que se pospuso la semana pasada en República Dominicana, por las acusaciones del gobierno a la oposición. El ministro del Interior aseguró que fue gracias a un opositor cómo encontraron finalmente al piloto rebelde, Oscar Pérez, muerto en un operativo de las fuerzas de seguridad. El rebelde y su grupo ofrecieron su rendición pero fueron asesinados.

Las denuncias de la comunidad internacional, que reclama investigar estas ejecuciones, crisparon a Maduro y a los suyos. La presión exterior es cada vez mayor y el régimen de Maduro reacciona como un animal herido.