El presidente del PNV, Andoni Ortuzar, ha arremetido hoy con dureza contra Ciudadanos por su actitud hacia el PNV y por el modo en el que está actuando contra el Gobierno del PP. El dirigente nacionalista ha señalado que “el mayor problema que tiene hoy día la política española es de color naranja y se llama ciudadanos”. Ha recordado que España es un país plural y que es gobernado por tanto dirigentes como Albert Rivera, que cuestionan aspectos como el autogobierno vasco o singularidades como las lenguas oficiales o el Cupo vasco, no está preparado: “Para esa España plural con la que a muchos se les llena la boca gente tan talibán como esta no es la mejor para dirigir un país así”.

Ortuzar ha afirmado que el PNV quiere que el Gobierno de Rajoy tenga presupuestos y que se instale la estabilidad “porque es lo que también queremos en Euskadi”. Ha asegurado, en declaraciones a Onda Cero, que su partido desea que “pueda terminarse la legislatura” en aras a la estabilidad que beneficia a todos. Ortuzar ha criticado que desde Ciudadanos ahora se quiera desestabilizar el clima político y trabaje para un adelanto electoral “cada vez que le favorecen las encuestas”. Ha señalado a Rivera parece que “se le ponen los ojos como al tío Gilito” cuando los sondeos le dan un escaño más “y eso no puede ser”.

“El mayor problema que tiene hoy día la política española es de color naranja y se llama ciudadanos”

Ha recordado que a pesar de que al líder de Ciudadanos “dicen que quiere ser el Macron español creo que es más el Berlusconi española” por su utilización de un “populismo  atroz”. Una actitud que en el País Vasco no ha reportado resultados, ha apuntado Ortuzar, al dotarle únicamente de un concejal como toda representación institucional, “por algo será”.

«Racionalidad» ante la independencia

Ha reconocido que estaría ”encantado” en poder hablar con el líder de Ciudadanos ya que está convencido de que gran parte de sus críticas al modelo en Euskadi “quiero pensar que son fruto del desconocimiento, si no, no entiendo cómo se puede estar con tanto enconamiento y ensañamiento” en cuestiones como el autogobierno o las relaciones Euskadi-Estado.

El presidente del PNV se ha declarado abiertamente independentista, “soy la quinta generación de Ortuzar Arruabarrena que somos nacionalistas”, ha dicho, pero ha puntualizado que una cosa con sus sentimientos personales y otra la “racionalidad” con la que procura hacer política: “Sabemos dónde estamos y pesa más la racionalidad que mis sentimientos”. Ha afirmado que en la propuesta que ha hecho el PNV en favor de un nuevo estatuto vasco no se plantea en ningún caso ni la independencia ni el derecho de autodeterminación sino un respeto al actual marco legal, “tanto a la Constitución como al Estatuto vasco” y valerse de ellos para aflora un nuevo marco de relación con España.

Sabemos dónde estamos y pesa más la racionalidad que mis sentimientos independentistas”

Ortuzar ha instado a la clase política “de Madrid” a releer las propuestas que se han presentado en el Parlamento Vasco y a hacerlo “sin gafas con dioptrías que deforman”. Ha afirmado que todos “sabemos los márgenes con los que contamos y los que hay en Europa” y por ello defiende que la propuesta que se lidere tiene que ser “realista y legal” y ninguna de las propuestas sobre la mesa de la Cámara de Vitoria “rompe el marco constitucional, ni siquiera el de la izquierda abertzale”. En este punto sí ha defendido que cualquier modificación que se apruebe del actual estatuto debe lograrse primero con un acuerdo “entre vascos” y con una mayoría “cualificada” que debería contar con el respaldo de al menos uno de los grandes partidos de ámbito nacional.

Por último, sobre la situación de Cataluña, el líder del EBB ha reconocido que no cree que Puigdemont regrese a España, “no lo veo de vuela, no por ahora”. Ha añadido que mantiene una relación “franca” con Rajoy y que muchos de los dirigentes del PP hoy no apoyarían el recurso al Estatuto que se presentó “si se pudieran retrotraer en el tiempo creo que hoy no lo presentaría”.

Respuesta de Ciudadanos

Ciudadanos ha replicado al presidente del PNV, Andoni Ortuzar, por criticar al partido naranja, y ha señalado que los nacionalistas están «nerviosos» porque saben que nunca recibirán prebendas por parte de Cs. Para el secretario general del grupo parlamentario de Ciudadanos, Miguel Gutiérrez, estas declaraciones solo reflejan «el nerviosismo de los partidos nacionalistas, que han vivido siempre pactando prebendas y beneficios con los viejos partidos, el PP y el PSOE».

«Entiendo que estén nerviosos, porque con Ciudadanos gobernando cuponazos como el que el PP les ha dado este año imposible», ha añadido Gutiérrez refiriéndose al acuerdo sobre el cupo vasco.