José María Espejo-Saavedra (Madrid, 1976) ha vivido a su corta edad algunos de los episodios más insólitos de la historia del Parlament de Cataluña. A la izquierda de la entonces presidenta de la cámara, Carme Forcadell, fue testigo directo de cómo se votaban las leyes de desconexión sin que, como vicepresidente segundo de la mesa por Ciudadanos, pudiera intervenir. Tras su candidatura fallida a la presidencia del parlamento catalán, vuelve a repetir esta legislatura como vicesecretario aunque no confía en que la actividad sea más fácil durante este periodo. “La relación con los diputados de JxC es bastante distante y fría”, confiesa, porque “parece que están en la mesa para velar por los intereses de su partido y su candidato (Puigdemont)”.

Si bien es consciente de la crisis que sufre el bloque independentista, asegura que Inés Arrimadas no dará un paso al frente para ser candidata a la presidencia de la Generalitat. No cuenta con los apoyos y tiene claro que provocaría que “el bloque independentista volviera a unirse”. Mientras tanto, señala a Torrent como único capaz de desbloquear la situación.

P.- Se van a cumplir dos meses de las elecciones del 21-D. Viendo el panorama que ha vuelto a quedar, ¿fue una buena idea convocarlas en plena tensión por el 155 o era mejor esperar a que se calmaran un poco las aguas?

R.- Nosotros siempre hemos dicho que el objetivo principal de aplicar la Constitución tenía que ser la de convocar elecciones para que los ciudadanos pudieran expresar lo que querían, y de hecho se ha demostrado que el independentismo no llega al 50% a pesar de que una ley injusta les da una mayoría en escaños. También se ha demostrado que el partido al que más apoyan los catalanes es Ciudadanos. Es algo bastante significativo que ha cambiado en la sociedad catalana y que nos han demostrado también las elecciones del 21 de diciembre.

P.- ¿Cree que si se hubieran convocado más tarde podría haber más diferencia entre bloques?

R.- Pues no lo sé. En cualquier caso, lo que no se podía hacer era permitir que el independentismo campara a sus anchas y lo más lógico era restablecer el orden constitucional y permitir a los catalanes expresarse. Yo creo que fue lo correcto.

P.- ¿Cómo se sale de este bloqueo?

La salida está en que el presidente del Parlament proponga a un candidato que pueda ser investido”

R.- Yo creo que la salida a esta situación, de acuerdo con el informe de los letrados del Parlament, está en el presidente del Parlament, que ha propuesto a un candidato que no puede ser investido y lo ha dicho el Constitucional, y no quiere retirarlo. La salida está en que el presidente del Parlament proponga a un candidato que pueda ser investido y de una vez por todas haya un Gobierno que respete la ley. Mientras el señor Torrent no tome esta decisión y siga haciendo de abogado defensor del señor Puigdemont, pues estaremos en esta situación.

P.- ¿Qué va a hacer Ciudadanos mientras tanto? ¿Han tenido contacto en los últimos días con Torrent para intentar que cambie de opinión?

R.- Nosotros hemos pedido al señor Torrent que desbloquee de una vez esta situación y que proponga a un candidato que pueda ser investido. Está en su mano. Le hemos pedido que diga que el señor Puigdemont no puede ser candidato porque está huido de la Justicia y a 2.000 kilómetros de su comunidad autónoma y no puede gobernar sin pisar su parlamento.

P.- Teniendo en cuenta cómo están las relaciones entre JxCat y ERC, ¿ve probable que se repitan las elecciones?

R.- Es una posibilidad, desde luego. No hay que descartarla porque efectivamente parece que hay una brecha abierta en sus relaciones. No hay que descartar esa posibilidad si finalmente no se ponen de acuerdo, pero todo depende del presidente del Parlament, porque ni siquiera está corriendo el plazo para la convocatoria electoral.

P.- ¿Cómo se le explica a los ciudadanos que el Parlament lleve sin actividad más de cuatro meses?

R.- Pues no hay manera de explicárselo, pero ya no son solo cuatro meses, ya desde antes del verano sólo se ha hablado de independencia y de declaraciones unilaterales cuando el Parlament, bajo el mandato de la señora Forcadell estaba al servicio del gobierno del señor Puigdemont, y es muy complicado explicarlo mientras siguen aumentando las listas de espera y las de prestaciones por dependencia… El Parlament está parado porque el señor Puigdemont quiere ser el presidente y el señor Torrent es su abogado defensor y mientras, los catalanes es lo que menos le importa a los políticos independentistas. Tienen a los ciudadanos en una situación de impás y sus líderes se mueven solo por intereses partidistas y personales.

P.- Ciudadanos ha hecho historia ganando las elecciones en Cataluña en votos y escaños pero se echó a un lado de forma inmediata porque el bloque constitucionalista no tenía mayoría. Echando la vista atrás, ¿ha sido un error? A Mariano Rajoy le exigieron intentar formar gobierno tras las generales aún sabiendo que no reunía los apoyos suficientes.

Podemos ha cerrado la puerta a que Inés Arrimadas sea presidenta de la Generalitat de Cataluña, e Iceta ya dijo en campaña que no la apoyaría”

R.- A Rajoy se demostró que sí tenía apoyos porque el propio PSOE se absuvo en la sesión de investidura y esto no es exactamente así. En Cataluña se ha comprobado en las votaciones a la mesa del Parlament que los señores de los comunes siempre prefieren a un candidato independentista y que nunca jamás, ni siquiera para la presidencia del Parlament, que es un lugar donde no se desarrollan políticas públicas de carácter ideológico, están dispuestos a apoyar un candidato de Ciudadanos. Hemos intentado por todos los medios desbloquear la situación con la presidencia del Parlament y ha sido Podemos y sus socios en Cataluña, los comunes, los que han bloqueado esta posibilidad. Sin el apoyo de Podemos es imposible que Arrimadas sea presidenta de la Generalitat de Cataluña, debido también a una ley injusta y al batacazo que se han pegado partidos como el PP o el PSC. Por tanto, culpar a la señora Arrimadas de lo que es responsabilidad por un lado de los comunes y por otro del batacazo del resto de fuerzas, pues no lo veo muy lógico.

P.- Pero en el caso de la presidencia del Parlament, usted mismo se presentó sabiendo que no tenía los apoyos. ¿Por qué no se hace lo mismo con la presidencia de la Generalitat?

R.- Es que si alguien piensa que vamos a firmar un pacto con Convergència o con ERC para llegar a la presidencia de la Generalitat es que vive en otro mundo. Yo creo que eso lo puede entender cualquiera y es la única manera que tiene de ser presidenta, y no lo va a hacer, ya te lo aseguro. Nunca pactaremos con los partidos separatistas para presidir la Generalitat.

P.- ¿Han hablado con los comunes en las últimas semanas para buscar algún tipo de apoyo?

R.- Hemos hablado durante las primeras semanas y nos han dado una respuesta, pero no solo a nosotros sino públicamente. Han repetido por activa y por pasiva que jamás, en ningún caso, harían presidenta a Inés Arrimadas, cosa que por cierto también dijo Iceta y el señor Sánchez en campaña electoral. Todo el mundo recuerda al señor Iceta diciendo que ni en broma haría presidenta a Inés Arrimadas, y ahora parece que se escandaliza porque no promueve una investidura que es fallida.

P.- Se descarta entonces que Inés Arrimadas dé un paso al frente y se presente como candidata…

R.- Podemos ha cerrado la puerta a que Inés Arrimadas sea presidenta de la Generalitat de Cataluña. Lo ha dicho expresamente de una manera clara y contundente y lo ha demostrado en la votación de la mesa del Parlament. E insisto en que el señor Iceta también lo dijo.

P.- ¿La no candidatura de Arrimadas puede ayudar a que se siga desquebrajando el bloque independentista?

R.- Lo que está claro es que los independentistas volverían a unirse ante una candidatura de Arrimadas, que no cuenta con el apoyo de los comunes ni del PSC.

P.- Vuelve a repetir como vicesecretario de la mesa en esta legislatura. ¿Cómo ha cambiado la mesa del Parlament? ¿Cómo es la relación con los nuevos miembros?

La relación con los diputados de JxC es distante y fría. Confunden la mesa con un órgano político cuando es institucional”

R.- La verdad es que yo tengo un respeto institucional a los miembros de la mesa porque es el órgano de gobierno del parlamento, pero es cierto que la relación sobre todo con los componentes de la lista del señor Puigdemont (JxC) es bastante distante y fría, porque parece que están en la mesa más para velar por los intereses de su partido y de su candidato que para ocuparse de lo que se tienen que ocupar la mesa que es la gestión diaria del Parlament de Cataluña. Confunden la mesa con un órgano político cuando lo que tienen que hacer un organismo institucional es defender a todos los miembros de todas las fuerzas políticas representadas en él, entre otras la que ha ganado las elecciones, que es Ciudadanos. En la pasada legislatura, a pesar de las enormes diferencias y de la tensión que en los últimos momentos se vivió, los miembros de la mesa intentaron mantener una posición de respeto y cordialidad institucional que por desgracia creo que en esta legislatura, por lo que se refiere sobre todo a los integrantes de la lista de Puigdemont, no se está produciendo, y eso es bastante triste. El señor Torrent y la señora Vergés de ERC, que ya habían estado antes en el Parlament, yo creo que tienen un poco más de sentido institucional de lo que es la mesa y a pesar de las enormes diferencias ideológicas que existe entre nosotros, la relación es un poco más fluida. Por lo menos para tratar de temas institucionales, para tratar de temas políticos es evidente que no existe porque estamos muy en desacuerdo con todo lo que está haciendo ERC y con la gestión que está haciendo Roger Torrent respecto a la candidatura del señor Puigdemont.

P.- Precisamente usted fue testigo de algunos de los episodios más insólitos que se han podido ver en el Parlament, como la votación de las leyes de desconexión. ¿Qué le queda por ver en el Parlament?

R.- Por desgracia me pueden sorprender pocas cosas. Lo hemos visto todo. Hemos visto como se vulneraba el reglamento, el estatuto de autonomía de Cataluña, la Constitución, cómo se pisoteaban los derechos de los ciudadanos… Lo que esperamos es que no se vuelva a producir, y por desgracia no tenemos la seguridad de que esto sea así, porque tenemos una parte de la mesa, de mayoría independentista, que está defendiendo que sea candidata una persona que está huida de la justicia española y acusada de grandes delitos. Yo creo que eso dice mucho de lo que se puede ver en este parlamento.

P.- Parece que ERC, que ya tiene miembros en prisión, no está tan dispuesta a volver a saltarse la ley. ¿Percibe algún cambio en este sentido?

R.- El señor Torrent está actuando como abogado de Puigdemont y, además, literal, porque ha sido él quien ha llevado me parece personalmente al Tribunal Europeo de Derechos Humanos una queja por el tema de Puigdemont. No sé si esta actitud puede mejorar algo, yo diría que todo lo contrario, que mientras esta actitud persista empeorará las cosas. Pero nosotros ya dijimos que si gobernaban los mismos con una mayoría parlamentaria, aunque no fuera social como está ocurriendo, pues volverían a hacer lo mismo, y por desgracia no nos estábamos equivocando.

P.- ¿Qué pronóstico hace a corto plazo?

Algunos de ERC se han dado cuenta de que la situación no puede seguir, pero en JxC parece que todos están determinados en ese pulso”

R.- No lo sé, porque la situación es complicada. Hay relaciones complicadas entre ERC y JxC. En todo caso, son los responsables de la parálisis en Cataluña. Sólo pedimos al señor Torrent de que proponga otro candidato y salgamos de esta parálisis.

P.- Pero entiendo que ustedes tienen conversaciones con los diputados de ERC y JxCat, ¿qué les dicen?

R.- El problema es que no reconocen en público lo que dicen en privado: que el señor Puigdemont no puede ser presidente de la Generalitat, y hay a veces incluso que el propio Puigdemont lo ha dicho y le han captado las cámaras.

P.- ¿Pero a ustedes les han llegado a confesar esto en persona?

R.- Sí, en alguna conversación privada sí que sale el convencimiento de que la situación tiene que cambiar y que lo que ha pasado hasta ahora es imposible continuarlo. Pero eso son opiniones personales de cada uno, hay otros que están muy determinados en seguir el pulso al estado y a la legalidad.

P.- ¿Quiénes están más convencidos de que la situación tiene que cambiar, los diputados de ERC o los de JxCat?

R.- Yo creo que ambos son partidos separatistas y quieren la independencia de Cataluña. Quizá hay algunas personas que por realismo político se hayan dado cuenta de que hacerlo fuera del marco legal trae consecuencias. Algunas personas de ERC se han dado cuenta, otras no porque siguen en ese marco de la unilateralidad. Pero en JxC parece que todos están determinados en ese pulso que puede llevar a ninguna parte más que al decrecimiento de Cataluña.

P.- Ciudadanos ya ha pedido a la Sindicatura de Cuentas que investigue pagos de ERC al ex juez Santi Vidal. ¿Cómo va este asunto?

R.- Esto tiene unos trámites parlamentarios, no sé cuándo podremos tener una respuesta pero parece que hay indicios de que Santi Vidal estuvo recibiendo dinero de forma injustificada, o por lo menos irregular, y queremos que eso se justifique o que eso se derive en las responsabilidades correspondientes. Ya sabemos que todo el procés independentista ha sido un desperdicio de dinero, recursos y oportunidades para Cataluña pero parece que además también hubo enriquecimiento por parte de algunas personas de manera injustificada con el dinero de todos.

Relación Ciudadanos-PP

P.- ¿Cómo está la relación con el PP en Cataluña, mejor o peor que a nivel nacional?

R.- Para nosotros el PP no es nuestro adversario en Cataluña ni en el resto de España. Lo que pedimos al PP en el resto de España es que cumpla el acuerdo que firmamos para la investidura del señor Rajoy. Lo que no puede hacer el PP es firmar unos acuerdos y luego dejarlo en suspenso y pedir que Ciudadanos apoye todas las medidas. Y aquí en Cataluña hemos hecho todo lo posible para que su subgrupo parlamentario tenga todos los derechos que le corresponden de acuerdo con el reglamento y que tengan además todos los derechos que nosotros tuvimos como subgrupo cuando éramos tres diputados. Nosotros tampoco pedimos diputados a nadie, crecimos de 3 diputados a ser la fuerza más votada. Quizá eso tendría que hacer reflexionar al PP, el por qué ha pasado esto. Parece que a veces prefieren que sus socios sean los nacionalilstas, como ha pasado durante muchos años, a que sean los partidos constitucionalistas.

P.- ¿Habéis hablado con el PPC en las últimas semanas? ¿Ha perjudicado que el pacto a nivel nacional esté congelado?

Las encuestas ponen nerviosos a los del PP porque ven que Ciudadanos está creciendo porque tiene un proyecto para España, que es quizá lo que les falta a ellos”

R.- Bueno, yo entiendo que las encuestas les ponen nerviosos porque ven que Ciudadanos está creciendo porque tiene un proyecto claro para España, que es quizá lo que le falta al PP. Pero cuando uno tiene ese problema lo que no puede hacer es echar la culpa al otro de crecer, sino que a lo mejor tiene que hacer una reflexión de por qué cae y por qué se han hundido en Cataluña como lo han hecho, y por qué parece que hay una tendencia en las encuestas, que habrá que ver si se confirma, que parece que están perdiendo muchos apoyos en el resto de España.

P.-¿Qué lectura hacen ustedes de los últimos sondeos?

R.- Nosotros siempre somos prudentes con las encuestas. Son una foto de un momento dado y algunas dan unos resultados y otras dan otro. Lo que hay que observar es una tendencia en todas ellas de que Ciudadanos va al alza, y con eso es con lo que nos quedamos y con lo que trabajamos. Las políticas que estamos llevando a cabo y nuestro discurso están convenciendo a los españoles y la forma de hacer del PP, no. Yo creo que lo que tiene que hacer el PP es, en lugar de criticar a Ciudadanos, que ha cumplido los acuerdos, es reflexionar sobre ello. Pero dudo que tomen conciencia de eso porque son un partido inmovilista.