La comparecencia del secretario de finanzas de Ciudadanos, Carlos Cuadrado, ante la comisión del Senado que estudia la financiación de los partidos se ha convertido en un intercambio de descalificaciones y acusaciones en la que lo de menos era si la contabilidad de la formación naranja, que el Tribunal de Cuentas (TdC) no pudo fiscalizar, está en orden.

Para el único interpelante del PP, el senador Luis Aznar, -habida cuenta de que el resto de los grupos de la Cámara no participan de esta comisión-, las cuentas de Ciudadanos “no se soportan, no se tienen en pie” y ha recordado que el TdC “les ha puesto en el mismo paquete que Bildu, Aralar, Compromís e Izquierda Unida”, esto es, el conjunto de partidos sobre los que ese tribunal dictaminó desfavorablemente.

Al tiempo, ha exigido a la formación naranja que entregue a esa comisión, por escrito, sus facturas de asesoría a los grupos municipales y autonómicos de Ciudadanos, así como la liquidación del IVA de la formación “y todo lo que tenga que ver con las facturas que deberían haber entregado al Tribunal de Cuentas”. Por su parte, Ciudadanos ha anunciado la presentación en los próximos días de una proposición de Ley para la consolidación de las cuentas de los grupos municipales, el auténtico motivo de discordia para las cuentas del partido a Albert Rivera.

“No lo rompan a martillazos”

Cuadrado le ha espetado que “le daremos todo lo que quieren en un disco duro, pero protéjanlo, no lo rompan a martillazos”, en una alusión no tan velada a la del borrado de los discos duros del ordenador de Bárcenas, bajo investigación judicial y caso por el que está imputado el PP, al tiempo que ha acusado al partido en el gobierno de ocultar 25 millones de euros de aportaciones de los grupos institucionales. El gerente de Ciudadanos ha acudido al Senado arropado por el diputado Toni Cantó y el secretario general del Grupo de Cs en el congreso, Miguel Gutiérrez.

El PP pedirá la comparecencia de Villegas para que explique las cuentas de Cs

Para Cantó, -que cuando el senador popular les ha equiparado a Aralar y Bildu ha dejado caer a media voz “y vosotros a Al Capone”-, ha afirmado al término de la comparecencia de Cuadrado que  lo de este jueves no ha sido más que “otro capítulo del show que se ha montado el PP en su chiringuito particular”. “No puede dar lecciones el partido de los 900 imputados, el que no tiene un tesorero que no esté imputado, el de los sms a Bárcenas o el que destruye discos duros”, ha proseguido en tono muy duro.

Aunque la comparecencia ha terminado de forma abrupta cuando Aznar y Cuadrado han entrado en bucle tras espetarse uno a otro expresiones como “empanada” o “cacao mental”, el dirigente popular ha dicho que del informe del Tribunal de Cuentas sobre Ciudadanos “vamos a sacar un catálogo de irregularidades” tras el cual pedirán la comparecencia del secretario general de la formación, José Manuel Villegas.

Cantó ha recogido el guante: “No tenemos ningún problema en que comparezca Villegas. No es como cuando citas a alguien del PP y hay que sacarlo de la cárcel o debe comparecer por videoconferencia”.