La senadora popular y ex secretaria general del PP valenciano, Adela Pedrosa, ha asegurado este jueves que en 2004 Ricardo Costa -entonces su segundo en el partido- le dijo que se encargaría de las cuentas de la formación y que contaba con el beneplácito del ex presidente Francisco Camps.

“El señor Costa me comunicó que las cuentas las iba a llevar él porque había hablado con el presidente Camps, y que él era economista y le parecía bien”, ha dicho Pedrosa, ex alcaldesa de Elda (Alicante), en su declaración como testigo en el juicio a la rama valenciana de la Gürtel, que celebra la Audiencia Nacional.

En su declaración como acusado, Costa confesó que hubo actos en Elda de las elecciones municipales de 2007 -en las que Pedrosa fue candidata- que se financiaron ilegalmente. Sin embargo, la testigo ha asegurado que “jamás en la vida” nadie le comentó que el PP valenciano se financiase de forma irregular.

Ha precisado que jamás contrató nada con Orange Market -filial de la Gürtel en Valencia- y que todos los actos organizados por esta empresa que se celebraron en el municipio estaban relacionados con las autonómicas de 2007 o las generales de 2008 y venían organizados y contratados por la dirección regional del partido. Además, ha comentado que tuvo que pedir un préstamo personal con su marido para financiar los actos de la campaña municipal, si bien no ha recordado el importe.