Política

El PP reconoce el ‘error’ de pensar que la ‘huelga feminista era cosa de Podemos’

"A alguien se le metió en la cabeza que la huelga feminista era cosa de Podemos y fue un error"

logo
El PP reconoce el ‘error’ de pensar que la ‘huelga feminista era cosa de Podemos’
Albert Rivera, Margarita Robles y Rafael Hernando, hoy, en un acto en el Congreso.

Albert Rivera, Margarita Robles y Rafael Hernando, hoy, en un acto en el Congreso. EFE

Resumen:

El 8-M “abarca, con matices, la sensibilidad de muchas mujeres vayan o no a la huelga” al tiempo que defiende que “hay que saber empatizar con algo que no es  solo contra el Gobierno” del PP.

El argumentario fue elaborado por un asesor sin conocimiento de la dirección del partido.

También califican de “metedura de pata” lo de la “huelga a la japonesa” de García Tejerina y Cifuentes.

“A alguien se le metió en la cabeza que la huelga feminista era cosa de Podemos y fue un error”. Quien así se manifiesta es uno de los altos dirigentes del PP una vez hecha la digestión de aquel argumentario que calificaba la jornada de este jueves de “elitista” e “insolidaria” además de acusarla de buscar el “enfrentamiento” entre hombres y mujeres.

Los mismos medios añaden que la jornada reivindicativa del 8-M “abarca, con matices, la sensibilidad de muchas mujeres vayan o no a la huelga” al tiempo que defiende que “hay que saber empatizar con algo que no es  solo contra el Gobierno” del PP.

El argumentario fue redactado por un asesor con desconocimiento de la dirección

Otro miembro de la cúpula popular admite que el famoso argumentario interno, repartido a la prensa, “fue redactado por un asesor y no le dimos  más importancia y debimos hacerlo. No es excusa”, añade. No es la primera vez que un “asesor” lanza un mensaje polémico sin conocimiento de la dirección del partido. Ya ocurrió en la campaña electoral catalana, cuando, Génova dio a conocer un controvertido vídeo que recordaba el rosario de agravios del nacionalismo catalán contra andaluces y extremeños principalmente.

Pero no sólo, porque la famosa “huelga a la japonesa” que anunciaron la ministra de Agricultura primero y la de presidenta de la Comunidad de Madrid, después, Isabel García Tejerina y Cristina Cifuentes, respectivamente, merece también la consideración de “metedura de pata”, sobre  todo después de que el propio presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, dijera en el Senado que no se reconocía en la misma.

Es respetable apoyar la huelga para poner de manifiesto y denunciar las desigualdades”

Es evidente que el PP fue suavizando el tono de su discurso sobre la huelga, aunque El Independiente ha recabado versiones contradictorias sobre si se habló o no del posicionamiento del partido en alguna reunión interna. En todo caso, el partido en el Gobierno ha ido evolucionando del rechazo de plano a la asunción de que “es respetable apoyar la huelga para poner de manifiesto y denunciar las desigualdades entre hombres y mujeres, pero también respetamos a aquellos que creen que hay que trabajar para combatir las causas que generan esa desigualdad”, agrega uno de los dirigente como la postura oficial del PP sin llegar, eso sí, a sumarse a huelga o paro alguno.

Otro aduce que “nosotros defendemos la igualdad y estamos combatiendo la brecha salarial”, aunque son conscientes de que la percepción que se ha instalado va a ser difícil de contrarrestar.