El independentismo catalán continúa profundizando en su estrategia de internacionalización, haciendo uso de sus ex consejeros y dirigentes huidos de la justicia española. La ex consejera de Educación de la Generalitat, Clara Ponsatí, ha anunciado este sábado que ya no se encuentra en Bélgica y que se ha trasladado al Reino Unido para recuperar su plaza de profesora en la Universidad de Saint Andrews, en Escocia.

«El exilio catalán llega al Reino Unido: haciendo uso de mi libertad de movimientos como ciudadana europea, esta semana me he reincorporado a la Universidad St. Andrews», ha escrito en su cuenta de Twitter Ponsatí, que ocupó el cargo en la consejería entre julio y octubre de 2017. Sucedió a Meritxell Ruiz, que dimitió en verano en previsión del rumbo que iba a tomar el desafío independentista.

Ponsatí permanecía desde octubre, junto a Puigdemont y el resto de ex consejeros fugados, en Bélgica. Una situación a la que se unió recientemente la dirigente de la CUP Anna Gabriel, que no compareció ante el Tribunal Supremo y anunció que se instalaba en Suiza.

La ex consejera de Educación copia de esta manera un movimiento similar al que realizó Carles Puigdemont cuando se desplazó a Dinamarca para ofrecer una charla en una universidad. Sin embargo, el movimiento de Ponsatí tiene visos de ser definitivo. Antes de asumir su puesto en el gobierno, era directora de la Escuela de Economía y Finanzas de la Universidad de Saint Andrews, pública, y una de las más antiguas del Reino Unido.