Política

Madrid recuerda a las víctimas de los atentados del 11-M

Manuela Carmena y Cristina Cifuentes durante el homenaje a las víctimas del atentado del 11-M, del que se cumplen 14 años. EFE

La presidenta regional, Cristina Cifuentes, y la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, han colocado este domingo una corona de laurel en la fachada de la Real Casa de Correos de la Puerta del Sol ante la placa que recuerda a las 192 personas que murieron hace 14 años en los atentados del 11 de marzo de 2004.

Cifuentes y Carmena han presidido desde las 9 horas, junto con los representantes de las asociaciones de víctimas, el acto solemne ante la fachada de la Real Casa de Correos, sede del Gobierno regional. Al tiempo, las campanas de todas las iglesias de la Comunidad han repicado durante cinco minutos. El acto también ha homenajeado la labor realizada por los servicios de emergencia.

Tras ello, la Orquesta de Cuerda y Coro de la Universidad Alfonso X el Sabio, bajo la dirección de Francisco Santiago, ha interpretado bajo la puerta principal de la Real Casa de Correos la obra ‘Kyrie’ de Jorge Grundman y, finalmente, el himno nacional.

Al acto han asistido diversas personalidades que han rodeado el escenario junto a la placa, entre ellas, la delegada del Gobierno en Madrid, Concepción Dancausa; el secretario general del PSOE-M, José Manuel Franco; la portavoz de Podemos en la Asamblea, Lorena Ruiz-Huerta; el portavoz adjunto de Ciudadanos, César Zafra; el portavoz del PP en la Asamblea de Madrid, Enrique Ossorio; el consejero de Presidencia, Justicia y Portavocía del Gobierno regional, Ángel Garrido; el portavoz del PP en el Ayuntamiento de Madrid, José Luis Martínez Almeida; la portavoz municipal del PSOE, Purificación Causapié; y la portavoz de Ciudadanos en el Consistorio, Begoña Villacís.

Junto ellos también ha estado presente el consejero de Cultura, Turismo y Deportes, Jaime de los Santos; la consejera de Transportes, Vivienda e Infraestructuras, Rosalía Gonzalo; el consejero de Políticas Sociales y Familia, Carlos Izquierdo; el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz-Escudero; el consejero de Medio Ambiente, Administración Local y Ordenación del Territorio, Pedro Rollán; la consejera de Economía, Empleo y Hacienda, Engracia Hidalgo; y la primera teniente de alcalde de Madrid, Marta Higueras, entre otros cargos municipales, comunitarios y de los cuerpos y fuerzas de seguridad del estado.

Por parte de las asociaciones de víctimas han asistido el presidente de la Asociación de Víctimas del Terrorismo, Alfonso Sánchez; la presidenta de la Asociación de Ayuda a las Víctimas del 11-M, Ángeles Domínguez; el presidente de la Asociación 11-M Afectados del Terrorismo, Eulogio Paz; y la presidenta de la Fundación Víctimas del Terrorismo, Mª del Mar Blanco.

Asociaciones de víctimas reclaman una Ley Regional

El presidente de la Asociación 11-M Afectados del Terrorismo, Eulogio Paz, ha reclamado desde Atocha  la Ley regional de Víctimas, de la que dicen no saber «nada».

Eulogio Paz ha querido recordar a las 192 víctimas y heridos del 11 de marzo de 2004, así como a «todas las víctimas de los diferentes terrorismos existentes». Lo ha hecho en el acto convocado en Atocha, desde donde ha criticado el papel de determinados políticos y medios de comunicación «dedicados a la mentira y a la manipulación» que «pusieron en marcha un serial de teorías» que provocaron la «división de la sociedad española».

También ha manifestado la importancia de explicar los atentados en los libros de educación y la «necesidad social» de la sede del memorial dedicado a los asesinados.

Desde el escenario el secretario general de la Unión de Actores, Iñaki Guevara, ha recordado la memoria de las víctimas del 11-M y las de otros países como Siria, Irak, Afganistán o Somalia, así como a los refugiados que pierden la vida en el Mediterráneo y a las mujeres asesinadas por la violencia machista.

«Acabemos reecordando en silencio a nuestros seres queridos fallecidos el 11 de marzo de 2014, compartamos el dolor por todas las víctimas del horror, la persecución, el fanatismo y el daño del que es capaz la parte más oscura del ser humano», ha finalizado.

El secretario general de CC.OO., Jaime Cedrún, ha destacado que es «un elemento fundamental» que todos los partidos, instituciones y asociaciones estén reunidos en el homenaje porque es el «camino», la unidad, para estar con las víctimas, contra el terrorismo y por la paz. «Se nos congela el corazón cuando recordamos justamente lo que paso aquí este 11 de marzo de 2004», ha destacado Cedrún.

El secretario general de CC.OO. ha resaltado que los trenes de Atocha eran «los trenes de Madrid», donde iban trabajadores y estudiantes que representan la ciudad que es hoy, «que condensa Rumanía, Marruecos, Níger, a ciudadanos de todo el mundo que vienen a buscarse la vida».

Para Cedrún, este homenaje de Atocha es un «acto de denuncia del terrorismo», que no lucha por emancipar pueblos ni por la libertad y las condiciones de vida sino por «credos sangrientos».

Comentar ()