Colombia ha celebrado por primera vez sus elecciones legislativas en paz, unos comicios en los que se ha estrenado con un rotundo fracaso la guerrilla de las FARC, reconvertida en partido político como Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común. Apenas ha logrado 51.000 votos en el Senado y poco más 30.000 en la Cámara, pero tienen cinco diputados y cinco senadores garantizados por los Acuerdos de Paz.

El partido Centro Democrático, fundado por el ex presidente Álvaro Uribe, el gran triunfador de la jornada, se ha impuesto en el Senado y ha sido el segundo en la Cámara Baja, detrás del Partido Liberal.

Empieza a su vez la cuenta atrás de las presidenciales del 27 de mayo con la designación en primarias de los dos principales candidatos: Iván Duque por el uribismo y Gustavo Petro por la izquierda (Colombia Humana). El senador Iván Duque, de 41 años, está apadrinado por Álvaro Uribe y ha logrado más de cuatro millones de votos, seguido de la ex ministra Marta Lucía Ramírez, que ha obtenido algo más de millón y medio. Duque ha ofrecido a la ex ministra Marta Lucía Ramírez que sea su candidata a vicepresidenta.

En el bloque izquierdista, Inclusión Social por la Paz, Gustavo Petro, de 58 años, arrasó con 2,8 millones de votos frente a Carlos Caicedo. Duque y Petro son los favoritos a suceder a Juan Manuel Santos.

En 50 años estas elecciones han sido las primeras sin atentados. El Ejército de Liberación Nacional (ELN) se comprometió a una tregua de cuatro días para las votaciones. Fundado tras la desmovilización de la guerrilla más antigua de Colombia, el partido colombiano FARC apenas ha logrado 51.011 votos en el Senado (0,34% del total). Es el décimocuarto partido más votado.

Aún peor ha quedado en la Cámara de Representantes con poco más de 32.000 votos (0,22%). Sin embargo, en virtud de los Acuerdos de La Habana tienen garantizados cinco diputados y cinco senadores durante dos legislaturas.

En el Senado el partido ganador ha sido el Centro Democrático, del ex presidente Álvaro Uribe. El partido ha conseguido 2,5 millones de votos, 19 senadores, uno menos que en la legislatura anterior. El senador más votado ha sido el propio Uribe con 870.000 votos, todo un récord en la historia del país.

El segundo senador con más éxito en las urnas ha sido Antanas Mockus, ex rector de la Universidad Nacional y dos veces alcalde de Bogotá. Logró más de medio millón de votos como candidato del partido Alianza Verde, que apoya en las presidenciales a Sergio Fajardo.

En el Senado se situó en segundo lugar el derechista Cambio Radical, con 16 senadores, seguido del Partido Conservador, con 15, y el Partido Liberal, con 14. También con 14 el Partido de la UE, del actual presidente, Juan Manuel Santos, seguido de Alianza Verde, con 10 representantes. Iván Márquez, número dos de las desmovilizadas FARC, se sentará en la Cámara Alta. También la viuda de Manuel Marulanda, fundador de la guerrila, Sandra Ramírez.

En la Cámara de Representantes hay una gran fragmentación. Los liberales están en cabeza con 35 escaños, por delante del Centro Democrático, con 32 curules. Cambio Radical tendría 30, el Partido de la U, 25, el Conservador, 21 y Alianza Verde, nueve diputados.

La abstención bajó con respecto a 2014. En el senado pasó de un 56% a un 53% y en la Cámara, de 56% a 52,4%. La jornada fue tranquila salvo que faltaron tarjetas para votar a los candidatos de la coalición de centro derecha en muchas mesas y en algunas tuvieron que aceptarse fotocopias.

El nuevo Congreso será quien determinará el futuro de los Acuerdos de Paz, junto con el presidente que sea elegido el 27 de mayo, en primera ronda, o bien en junio en segunda vuelta. Junto a Iván Duque y Gustavo Petro competirán Germán Vargas Lleras, Humberto de la Calle, Juan Carlos Pinzón, Piedad Córdoba, Sergio Fajardo y Viviane Morales.

En declaraciones a El Independiente, Iván Duque aseguró en su última visita a Madrid que su objetivo es evitar el ascenso del populismo como en Venezuela. “Trata de exacerbar odios de clase, de cabalgar sobre la protesta social. El modelo que proponemos a Colombia se basa en la legalidad, que es el matrimonio de seguridad y justicia, y en el emprendimiento que nos conducirá a una sociedad con equidad. Si hacemos esto, con una óptica de economía de mercado, contendremos el populismo”, explicaba Duque.

Sobre el acuerdo de paz con las FARC, que el gobierno del presidente Juan Manuel Santos ha puesto en marcha pese al rechazo en referéndum de la población, Iván Duque aclaraba que “no se trata de la destrucción integral del pacto pero sí de hacerle las reformas estructurales en lo que amenaza la legalidad. Ni trizas ni risas con el acuerdo suelo decir”.

Quedan 77 días para las presidenciales. Serán cruciales. Las FARC han retirado a su candidato, Timochenko, aludiendo razones de salud. Apenas tenía opciones, según los analistas. Antes de la primera vuelta, es posible que se retiren más. La batalla está entre Iván Duque, uribismo puro, y Gustavo Petro, a quien la derecha asocia con el chavismo. Hay mucho en juego.