Política

Cerco a Villar Mir: el juez rastrea sus llamadas de teléfono desde que estalló Lezo

El juez García Castellón ha ordenado que se aporte al juzgado el registro de las llamadas de cuatro teléfonos de Juan Miguel Villar Mir desde el 1 de abril de 2017 hasta el pasado mes de febrero.

Juan Miguel Villar Mir, en el centro, se dirige a la Audiencia Nacional.

Juan Miguel Villar Mir, en el centro, se dirige a la Audiencia Nacional. EFE

El titular del Juzgado Central de Instrucción Número 6 de la Audiencia Nacional, Manuel García Castellón, ha ordenado que se rastreen tres teléfonos móviles y un teléfono fijo del dueño de OHL, Juan Miguel Villar Mir, así como un móvil de su yerno Javier López Madrid, ambos imputados por la presunta comisión de 1,4 millones pagada por dicha constructora al ex presidente madrileño Ignacio González a cambio de la adjudicación de las obras del tren de Navalcarnero.

El instructor García Castellón ha dictado un auto, al que ha tenido acceso El Independiente, donde se dirige a Telefónica para que le aporte el registro de llamadas de los teléfonos empleados por Villar Mir y su yerno desde el 1 de abril de 2017 –días antes de que estallara el caso Lezo- hasta el pasado 16 de febrero en el marco de una pieza separada que el magistrado de la Audiencia Nacional ha abierto recientemente y donde tiene imputados a varios directivos de OHL.

En una pieza separada el magistrado investiga si la citada compañía, en concreto, una de sus filiales en México, manipuló “un documento informático” para camuflar la presunta comisión. Los investigadores sospechan que dicha mordida se cobró a través de un mecanismo de compensación entre el empresario Adrián de la Joya y el ex dirigente de la CAM.

Nuevos datos de la ‘mordida’

Las sospechas las levantó un documento que apareció en los registros y que no figura en ningún dispositivo informático de los incautados por la UCO. De hecho, en aras de comprobar si dicho documento informático fue alterado el pasado 11 de enero se tomaron las huellas dactilares de Juan Miguel Villar Mir y otros cuatros directivos de la compañía. Estas pesquisas continúan bajo secreto de sumario.

El objetivo era, una vez que se tuviesen dichas huellas, cotejar las mismas con el “documento informático” que en estos momentos centra las pesquisas. Además, el juez acordó registros en los domicilios de los mismos e intervino las conversaciones telefónicas de Villar Mir, López Madrid y otros imputados en esta causa.

Ahora, el juez también ha pedido que se entreguen a su juzgado las llamadas registradas durante los últimos diez meses en los teléfonos de los ex directivos Felicísimo Ramos y Rafael Martin Nicolás, ambos imputados en esta causa.

Además, en otra resolución, García Castellón ha acordado que se aporte al juzgado el ordenador y copia de los servidores que haya en OHL de Olga García Torres, empleada del departamento de comunicación de la compañía y ex secretaria de Ramos, quien aportó a la Guardia Civil un documento denominado “contrato consultori.doc” que incluye datos de facturas investigadas en el pago de la presunta comisión ilegal de 1,4 millones de euros por parte de dicha multinacional.

Comentar ()