Nueva polémica universitaria en el Partido Popular. Con la presidenta madrileña, Cristina Cifuentes, contra las cuerdas después de que Ciudadanos exigiera este lunes su marcha tras las inconsistencias de su versión sobre el supuesto máster obtenido en la Universidad Rey Juan Carlos en el año 2012, la sospecha se centra ahora sobre uno de sus posibles sustitutos, Pablo Casado. Según informa El País, el vicesecretario de Comunicación del Partido Popular cursó el mismo máster en Derecho Autonómico y Local por la URJC en el curso 2008/2009 pero, a preguntas del citado medio, no es capaz de recordar si acudía o no a las clases y los exámenes.

Según la información avanzada por El País, Casado admite no recordar si asistía a las clases pero se escuda en que lo cursó antes de entrar en vigor el plan Bolonia y que, debido a ello, el criterio de asistencia -situado en el 80% por norma general con la citada ley- era más flexible. “Cada centro planteaba las fórmulas de seguimiento de las asignaturas, no está reglado que exista trabajo de fin de máster, no está reglado que exista tribunal, lo que yo tengo y he encontrado son muchos trabajos”, defiende el político popular.

Las fuentes consultadas por El Independiente aseguran que la información reservada que se ha abierto se circunscribe por el momento a las presuntas irregularidades detectadas en el máster de Cristina Cifuentes. Este procedimiento es la fase previa a la depuración de eventuales responsabilidades disciplinarias.

El político defiende que hizo trabajos pero un profesor asegura que el dirigente del PP no figuraba en su lista de alumnos de aquel curso

“Era una formación mucho más como de doctorado, en el propio sistema lo que se regulaba era el crédito y el tiempo dedicado por los alumnos para conseguir los créditos, había tutorías, clases, trabajos…”, continúa Casado en la versión ofrecida al diario. Asegura contar con su matrícula, su expediente y sus claves de acceso a la Intranet de la URJC, aunque el artículo subraya que no ha aportado ninguna de la documentación que los redactores le han requerido.

En una entrevista en Onda Cero en la mañana de este martes, Casado ha recordado que el suyo no era “un master finalista” si no un curso de acceso a la investigación, algo como uno de “los antiguos cursos de doctorado”.

 

“Tengo hasta el folleto en que se especifica que esta formación va orientada a la investigación y explica cómo se está adaptando la universidad española a Bolonia”, ha comentado, para incidir en que él “guarda muchas cosas” y por eso, ha convocado a la prensa para mostrar desde el “trabajo de fin de itinerario” que entregó al terminar el curso, como el resto de trabajos de investigación que realizó en este marco.

En esta línea, el vicesecretario ‘popular’ ha dicho que “no hubo trato de favor” en su formación: “Yo era un chaval de 26 años, no tenía ningún puesto ejecutivo. Fui sin conocer a nadie en ese máster y yendo como una persona absolutamente anónima”.

Defensa en las redes

Casado ha acudido a las redes sociales para desmentir la información “tajantemente”. “Tengo toda la documentación que avala mi máster en Derecho Autonómico y Local en la URJC en 2008 en base al plan de estudios antiguo del RD 2005 de adaptación de cursos de doctorado al Plan Bolonia”, ha explicado, adjuntando una captura de pantalla de su intranet en la universidad en la que aparece la nota obtenida en la titulación.

Un profesor de aquel máster en aquel curso académico asegura, según esta información, que Pablo Casado no aparece en la lista de alumnos de su asignatura. Y fuentes universitarias aseguran que pese a no estar reglada, la obligación de asistir a las clases -que eran de lunes a viernes- y de elaborar la tesina final era exactamente la misma.

Se investigan más casos sospechosos

Fuentes universitarias confirman que, a raíz de las pesquisas abiertas por el máster de Cristina Cifuentes, la investigación se ha ampliado a otros casos sospechosos, como el del propio Pablo Casado o el del ex banquero Mario Conde. La URJC analiza ahora más de diez años de actividad del Instituto de Derecho Público, liderado por el catedrático Enrique Álvarez Conde, que dirigió el presunto máster de Cristina Cifuentes y falsificó el acta con el que la presidenta madrileña pretendía demostrar que había defendido su TFM.

Casado, que durante su carrera ha incluido esta titulación en su currículum con diferentes denominaciones, se puso en contacto con la dirección nacional del partido tras el estallido del ‘caso Cifuentes’ para poner en conocimiento que él también había cursado esos estudios. El vicesecretario habría aportado documentación al partido, que Génova dio por buena. La universidad no ha querido aclarar si Casado figuró o no como alumno, ni ha querido dar detalles sobre su caso amparándose en la Ley Orgánica de Protección de Datos.

En el momento de cursar ese máster, entre los años 2008 y 2009, Casado ejercía ya como diputado del PP en la Asamblea de Madrid y presidente de Nuevas Generaciones del partido en la Comunidad.