Política PODEMOS

Bescansa propone una 'cláusula anti Espinar' para "contrarrestar" a Podemos estatal

La fundadora de Podemos establece una condición para que no se admitan en las listas ni a Ramón Espinar ni a personas designadas por Iglesias

logo
Bescansa propone una 'cláusula anti Espinar' para "contrarrestar" a Podemos estatal

Carolina Bescansa, Pablo Iglesias e Iñigo Errejón. EP

Resumen:

La fundadora de Podemos Carolina Bescansa ha elaborado una propuesta para presentársela a Iñigo Errejón y negociar con él una candidatura conjunta en caso de que fracase el acuerdo entre el futuro candidato y el secretario general del partido Pablo Iglesias. Entre las propuestas, que el sector errejonistas dice desconocer y "no poder apoyar", se establece una cláusula anti Espinar por la que excluye la posibilidad de que el secretario general de Podemos en la Comunidad de Madrid y portavoz de Podemos en el Senado se integre en la propuesta. También excluye, en el mismo sentido, a las personas designadas por la dirección estatal de Podemos, puesto que son parte de "la deriva política que esta candidatura aspira a contrarrestar".  

La fundadora de Podemos Carolina Bescansa ha elaborado una propuesta para presentársela a Iñigo Errejón y negociar con él una candidatura conjunta en caso de que fracase el acuerdo entre el futuro candidato y el secretario general del partido Pablo Iglesias. Entre las medidas, que el sector errejonistas dice desconocer y «no poder apoyar», se establece una cláusula anti Espinar por la que excluye la posibilidad de que el secretario general de Podemos en la Comunidad de Madrid y portavoz de Podemos en el Senado se integre en la lista de las elecciones a la Comunidad de Madrid. También excluye, en el mismo sentido, a las personas designadas por la dirección estatal de Podemos, puesto que son parte de «la deriva política que esta candidatura aspira a contrarrestar».

«La suscripción de este acuerdo implica la integración en la lista de aquellas personas afines a este proyecto en términos políticos e ideológicos, y excluye de manera expresa la posibilidad de incorporar candidatos o candidatas a partir de procesos de negociación de recursos o soportes con la dirección estatal de Podemos. Así las cosas, no cabe la integración en esta lista del portavoz de la corriente oficialista en la CAM, Ramón Espinar, en tanto que representación más visible en Madrid de la deriva política que esta candidatura aspira a contrarrestar». Con estas condiciones, Bescansa confirma su separación con Podemos y con la línea salida de la Asamblea de Vistalegre II, donde se alzaron las tesis de Iglesias confirmando el viraje radical del partido.

La propuesta de Bescansa consta de ocho puntos de acuerdo y van más allá del ámbito puramente madrileño. La fundadora de Podemos plantea en su documento un acuerdo a nivel estatal para competir con la actual dirección de Pablo Iglesias: «Este acuerdo es vinculante para la formación de la lista para competir en las elecciones primarias de Podemos en la Comunidad de Madrid y también para la conformación de la lista para competir en las futuras elecciones primarias de Podemos de cara a las elecciones Generales y en el futuro proceso electivo de la secretaría general del partido.

Fuentes próximas al secretario de Análisis Estratégico de Podemos, Iñigo Errejón, aseguran desconocer este documento, alegan que «las propuestas son suyas» y aseguran que son inaceptables para el futuro candidato, al tiempo que señalan la intención de establecer acuerdos con Ramón Espinar, Lorena Ruiz-Huerta, de Anticapitalistas, y con Carolina Bescansa, purgada de los órganos del partido.

El secretario general de Podemos en la Comunidad de Madrid ya ha reaccionado en las redes sociales. «Nadie debería veta a nadie en Podemos. Somos compañer@s. El proyecto está por encima y “debemos ser más grandes que nosotros mismos”. Tenemos hasta el viernes para construir la unidad y estar a la altura del reto de ganar al PP», señalaba Ramón Espinar minutos después de que saliera a la luz el documento.

La medianoche de este viernes es el plazo límite para presentar las listas para presentarse a las primarias que designarán al candidato de Podemos en la Comunidad de Madrid. El plan de Bescansa pasa por una alianza con Errejón, y en su propuesta establece incluso un reparto de la lista, conformada por 25 puestos. De ellos, 16 irían a parar a Iñigo Errejón y Bescansa obtendría 9 puestos de confianza. En este sentido, la fundadora de Podemos exige a Errejón que sus equipos trabajen «de manera mancomunada» y le pide tener recursos propios dentro de la candidatura. «Dada la actual desigualdad de recursos entre ambos, el equipo de Iñigo Errejón proporcionará apoyo reforzado a Carolina Bescansa a través de la asignación de tres personas de referencia para asumir las tareas de comunicación y prensa, redes y apoyo logístico». Los planes de Bescansa pasan por que Errejón fuera candidato a la Presidencia de Madrid y director de campaña, mientras ella aspira a la Vicepresidencia de la Comunidad y sería la encargada de «coordinar el proceso de elaboración del programa electoral en estas elecciones».

La dirigente se sitúa incluso en el escenario post-electoral de 2019, en el caso de que no obtuvieran la posibilidad de ostentar el Gobierno de la Comunidad de Madrid. Un extremo en el que ya reparte cargos con el secretario de Análisis Estratégico y deja a las confluencias fuera de las principales áreas de responsabilidad. «En el caso de que los resultados electorales no permitan la integración de Podemos en el nuevo gobierno de CAM (Comunidad Autónoma de Madrid), Iñigo Errejón desempeñará el papel de portavoz del grupo parlamentario y Carolina Bescansa el de presidenta del grupo, sin que quepa negociar ambas responsabilidades con otras fuerzas políticas con el objetivo de conformar una confluencia», advierte en el texto.

(Seguimos ampliando)