El ex conseller catalán Jordi Turull ha comparecido este jueves ante el instructor del ‘procés’, el magistrado del Tribunal Supremo Pablo Llarena, quien le ha comunicado su procesamiento por los delitos rebelión y malversación de caudales públicos.

Durante la indagatoria, Turull ha afeado a Llarena que el Alto Tribunal «pretenda decidir quién debe ser el candidato a presidir la Generalitat de Cataluña«. «Es usted quien me ha convertido en preso político. Rectifique», sostuvo el ex conseller ante Llarena según informan fuentes jurídicas a El Independiente.

«Usted me ha puesto en la cárcel porqué como ha dicho literalmente en su auto yo no garantizo un acertado retorno al autogobierno», ha lamentado el exmandatario, para añadir que existe un cruce de poderes. «Mientras el Gobierno nos dice cuándo nos procesaran y por qué nos condenarán, el Supremo nos dice a qué presidente tenemos que votar».

Asimismo, el preso preventivo ha pedido al magistrado del Supremo durante su intervención que «dejen de meter la Justicia en la política». Por su parte, la exconsejera de Trabajo de la Generalitat Dolors Bassa ha responsabilizado a la Policía Nacional y a la Guardia Civil de la «violencia» que hubo durante la celebración del referéndum ilegal del 1 de octubre.

Tras el varapalo que Alemania propició a España con el caso del ex presidente Carles Puigdemont, los líderes independentistas han elevado el tono esta semana ante Llarena. Excepto el ex conseller de Interior Joaquim Forn, todos se han encarado con el instructor.