Mariano Rajoy se debate estos días entre distintas opciones para sustituir a Cristina Cifuentes al frente de la Comunidad de Madrid. El recambio “lógico”, por el que todos abogaban en el PP madrileño e, incluso, en Ciudadanos, esto es, el actual presidente en funciones Ángel  Garrido, no parece gustar del todo al líder del PP. Garrido ha ido perdiendo apoyos en Moncloa conforme se significaba en la defensa de la hoy dimisionaria, cosa que este jueves volvió a hacer tras presidir su primera reunión del consejo de Gobierno autonómico.

Y en ese empeño de buscar un candidato “limpio”, tal y como le ha pedido Albert Rivera, han quedado descartados los alcaldes y ex alcaldes ante el temor de que “les puedan sacar trapos sucios o algo que tenga apariencia de tal”, de hecho, algunos de ellos han resultado salpicados por casos como Gürtel o Púnica, convertidos, por tanto, en criptonita para el PP. Parece que el umbral de resistencia de Rajoy ha llegado a su nivel máximo y la frialdad con que despachó la renuncia de Cifuentes constituyó un buen ejemplo de que no quiere pasar ni una de aquí a las elecciones autonómicas del 26 de mayo, donde el PP se juega en buena parte su futuro. Y, por si faltaba poco, ahora tiene que cargar también con el estigma de la imputación de Alberto Ruiz Gallardón.

Rollán tiene en su contra haber sido regidor de Torrejón de Ardoz

Así pues, tener experiencia de gestión por haber sido alcalde o concejal destacado de ayuntamiento cotiza a la baja. Por eso se ha descartado la opción del consejero de Medio Ambiente, Administración Local y Ordenación del Territorio, Pedro Rollán, alcalde entre 2007 y 2015 del populoso municipio de Torrejón de Ardoz. Suma y sigue.

Jaime González Taboada ha sido alcalde de Berzosa de Lozoya (1991-1995), de Estremera (1995-1999) y teniente de Alcalde de Pozuelo de Alarcón (1999-2003), además de haberse extendido sombras de sospecha sobre su gestión. También fuera de la quiniela. Otro tanto Juan Soler, que fue regidor de Getafe aunque ha quitado del currículum oficial de la Asamblea tal cargo. La diputada autonómica Gador Ongil ha sido concejal de Torrelodones, lo que también le sitúa fuera de esa línea imaginaria que ha marcado Moncloa.

La hermana de Ignacio González

Descartada la hermana de Ignacio González por razones obvias además de por ser teniente de alcalde y concejal de Cultura del Ayuntamiento de Pozuelo de Alarcón.  Ni que decir del polémico alcalde de Alcorcón, David Pérez, quien ni siquiera tiene garantizado volver a concurrir como candidato al ayuntamiento. Ignacio García de Vinuesa, ex alcalde Alcobendas; Bartolomé González, ex alcalde de Alcalá de Henares, también cuestionado; Nadia Álvarez, ex alcaldesa de Carabaña; el también ex alcalde, este de Leganés, Jesús Goméz; Begoña García, alcaldesa de Santa María de la Alameda; Ana Belén Barbero, alcaldesa de Colmenar del Arroyo y  Belén Rodríguez, alcaldesa de Villa del Prado, son parte del Grupo parlamentario que Moncloa descarta de relevo.

Nombre de peso es el del actual portavoz del PP en la Asamblea, Enrique Ossorio, que parece disfrutar de mayores simpatías de Rajoy, en buena medida porque no ha estado al frente de la defensa de la ya ex presidenta, o, al menos, no tanto como Garrido.

Se optará por un presidente transitorio para cambiar de candidato en 2019

No debería ser una decisión tan compleja habida cuenta de que si hay algo que ya parece tener claro Moncloa y Génova en mitad de esta crisis que les desgarra en Madrid es que el candidato que el comité electoral nacional proponga para la investidura, a celebrarse en 15 hábiles, será transitorio a la hora de buscar un buen cabeza de lista para mayo.

Génova pone el ejemplo de la resolución de la crisis de Murcia, aunque, habiendo similitudes, no son exactas del todo. Se optó por un dirigente joven, Fernando López Miras, que tenía dos años y medio por delante para consolidarse, no apenas un año en un bastión tan determinante para el PP.