PolíticaINVESTIGACIÓN DEL 'PROCÉS'

Un práctico ratifica que el ‘Piolín’ no atracó en Palamós porque no quiso la Generalitat

Un capitán de la marina mercante envía un escrito al magistrado del Tribunal Supremo Pablo Llarena en el que desmiente la versión del ex consejero Josep Rull, que dijo que el barco fletado por Interior no fondeó porque lo impidió la Capitanía Marítima

logo
Un práctico ratifica que el ‘Piolín’ no atracó en Palamós porque no quiso la Generalitat
El barco 'Moby Dada', fondeado en el puerto de Barcelona días después del referéndum del 1-O.

El barco 'Moby Dada', fondeado en el puerto de Barcelona días después del referéndum del 1-O. EFE

Resumen:

Un práctico del puerto de Palamós (Girona) ha negado que la Capitanía Marítina impidiera fondear a uno de los barcos fletados por el Ministerio del Interior para alojar a los policías nacionales y guardias civiles desplazados a Cataluña en vísperas del 1-O y ha atribuido exclusivamente que el ferry no pudiera atracar a que la Generalitat no lo autorizó.

Así lo defiende el marino mercante Pedro B. A. en un escrito enviado al magistrado del Tribunal Supremo que investiga el procés, en el que desmiente el argumento de defensa esgrimido por el ex consejero de Territorio y Sostenibilidad Josep Rull en sede judicial sobre los motivos por los que el Moby Dada -rebautizado por los agentes como Piolín por estar decorado a estribor con la imagen del célebre canario amarillo de la serie de dibujos animados ‘Looney Tunes’- no pudo fondear en este puerto gerundense. “Los muelles de atraque estaban todos desocupados, el buque no presentaba deficiencias que impidiesen la maniobra de atraque, ni existían condiciones meteorológicas adversas para maniobrar en el interior del puerto”, asegura.

El pasado 21 de septiembre, días antes de que se celebrara el referéndum de autodeterminación, Interior tuvo que cambiar parcialmente de planes y desviar al puerto de Barcelona el citado barco al no poder atracar en Palamós. Este puerto de Girona es uno de los que forman parte de la red que gestiona la Generalitat de Cataluña.

El testigo asegura en el escrito remitido al juez Pablo Llarena que, el día antes, la consignataria le comunicó la llegada del ferry pero no le pudo precisar el punto de atraque porque estaba pendiente de que se lo indicara Puertos de la Generalitat. “Al día siguiente, el capitán del buque contactó con prácticos una hora antes de su llegada por el canal 12 de VHF, tal y como los reglamentos indican”, relata.

Fue entonces cuando volvió a contactar la consignataria, que seguía sin recibir el permiso para el atraque, y con la Autoridad Portuaria de Palamós, quien le informó que “estaban pendientes de que desde la sede central de Puertos de la Generalitat en Barcelona le autorizasen”. Y añade: “Ante tal hecho, contacté con el capitán marítimo de Palamós, a quien informé de lo acaecido, el cual autorizó el fondeo del buque dentro de la zona de fondeo del puerto de Palamós (aguas exteriores)”.

El práctico dice que los muelles estaban “desocupados” y que las condiciones climáticas no impedían maniobrar en el interior del puerto

Pedro B. A. asegura que llegó a embarcar en el buque para realizar la maniobra de fondeo hasta que posteriormente la Autoridad Portuaria le informó que “desde la sede central de Puertos de la Generalitat en Barcelona no autorizaban el atraque y que desconocían los motivos”. Tres horas después, indica, recibió instrucciones para que comunicara al ferry que se dirigiese al puerto de Barcelona y que contactara con los prácticos de dicho puerto para las maniobras de aproximación.

“Si lo considera oportuno, por mi parte no existe inconveniente alguno en declarar o ratificar lo redactado en este escrito”, indica este capitán de la marina mercante en el escrito enviado al magistrado del Tribunal Supremo que ha procesado al ex consejero Rull junto al resto de miembros del Gobierno de Puigdemont.