El cofundador de Podemos Juan Carlos Monedero, altavoz del sector oficialista, vuelve a incidir en el enfrentamiento en el seno del partido. En el último día de las primarias para votar la lista pactada entre Pablo Iglesias e Íñigo Errejón para la Comunidad de Madrid, Monedero insiste en que la estrategia radical del secretario general se revela como la acertada frente a la corriente moderada del errejonismo. Lo hace utilizando la encuesta de Metroscopia para el diario El País que sitúa a Ciudadanos como primera fuerza política con un 29,1% de intención estimada de voto por delante de Unidos Podemos, segundo con 19,8%, que adelantaría al PP, con 19,5%, y al PSOE, cuarto con 19%.

Tras ignorar las encuestas que desde hace un año revelan una caída sostenida de Podemos, Monedero saca pecho del sondeo de Metroscopia. Desde que abandonó la cúpula del partido, sus palabras expresan de forma ‘independiente’ la opinión del sector oficialista o pablista de la formación, por eso toman especial relevancia. Fue el propio Monedero quien puso en el disparadero de los inscritos más radicales a Tania Sánchez como número 2 de la lista de Errejón, con el objetivo de que no fuera votada y se cayera de ese puesto. Tras la operación, el propio Errejón ha pedido a los militantes del partido que «no excluyan» a nadie de su equipo en las votaciones.

Su petición no ha surtido efecto y Monedero vuelve a pedir que «no se cometan errores» en Madrid a pocas horas de que finalice el plazo de las votaciones. Según Monedero, Podemos crece electoralmente al calor de las movilizaciones sociales protagonizadas por pensionistas, mujeres y estudiantes. «La estrategia de Pablo Iglesias era la correcta», proclama. «En Madrid no hay que cometer errores. Hay que afianzar el espacio propio», advierte, antes de invitar a los inscritos a votar en las primarias.

Mientras el pablismo insiste en sus tesis de agitación en las calles y ruptura con las instituciones, el errejonismo también permanece en las posiciones de hace cuatro años. Como entonces, cuando Errejón dirigía las campañas electorales y las papeletas de las elecciones europeas reproducían la efigie de Iglesias, ahora es la del candidato madrileño la que preside su campaña electoral interna. También como en la repetición electoral de 2016, con Errejón al frente de la campaña, ahora se vuelve a apelar a la «remontada» para conseguir el voto de los inscritos que avalen el acuerdo entre el candidato y el secretario general del partido para presentar una lista de unidad en la Comunidad de Madrid.

Así lo expresa la número 2 de la lista, Tania Sánchez, en un artículo publicado en Contexto, donde asegura que «arrancar con fuerza es la mejor manera de empezar a hacer realidad desde ya la remontada, y de garantizar que el cambio en España no ha hecho más que empezar, que no se detiene, y que hay energías renovadas para el camino que queda por andar». «Es hora de poner toda la carne en el asador en el nuevo ciclo electoral que se abre, de sumar fuerzas con mirada amplia y con generosidad, sin sectarismos de ningún tipo, para trasladar los cambios que Carmena ya está implementando en la capital también a la Comunidad de Madrid. Para materializar una nueva remontada que revalide los ayuntamientos del cambio, que conquiste nuevos logros en las comunidades autónomas y devuelva la ilusión y la esperanza en todo el país a quienes ven su calidad de vida mermada día a día, a quienes se sienten olvidados por los discursos oficiales», explica.