La Fiscalía Provincial de Madrid ha abierto una investigación por el suceso ocurrido ayer en la calle Martínez Campos tras derrumbarse un edificio a raíz del cual dos trabajadores permanecen desaparecidos.

La sección de Siniestralidad laboral de la Fiscalía de Madrid ha iniciado unas diligencias de investigación para el esclarecimiento de los hechos en los que aún se trata de localizar el paradero de dos trabajadores. Se han dado también instrucciones a la policía judicial para que se aclaren las circunstancias de lo sucedido.

Durante esta mañana, los Bomberos del Ayuntamiento de Madrid siguen desescombrando a mano para intentar llegar a los dos obreros que ayer desaparecieron tras producirse un derrumbe en unas obras poco antes de las 17 horas. Según ha informado a Europa Press una portavoz de Emergencias Madrid, cerca de medio centenar de bomberos trabaja «con mucha precaución» en la retirada de elementos metálicos. Como ha explicado el jefe de guardia de Bomberos del Ayuntamiento de Madrid, José Luis Castillo, los bomberos llevan toda la noche trabajando en el desescombro.

Además, ha detallado que la última revisión efectuada por los perros –hay canes de la Policía Nacional, de la Policía Municipal de Madrid y de una asociación que se llama Unidad Canina de Rescate– determinaron las zonas en las que podrían encontrarse localizadas las víctimas, un trabajador de 42 años y otro de 56. «Hemos procedido a realizar trabajo de desescombro y demolición eliminando elementos metálicos de los forjados y desescombrando a mano para luego cargar en minicargadores y sacar el escombro a contenedores en el exterior», ha explicado.

Los trabajos se están realizando con equipos de demolición pesados. De hecho, ha explicado que poco antes de las 8 horas, han procedido a introducir un robot para extraer elementos metálicos porque están en zonas que existe riesgo «estructural» y están descargando forzados en plantas superiores «para intentar garantizar la seguridad en plantas inferiores». «Vamos a seguir desescombrando, intentando alcanzar a las víctimas en el menor plazo de tiempo posible», ha añadido el jefe de guardia.