Política

Pablo Iglesias se lanza contra ‘Kichi’ y avisa a Anticapitalistas por la polémica del chalet

Iglesias acusa a Kichi de no "atreverse" a celebrar en Cádiz el encuentro pro referéndum y le echa en cara todas sus polémicas

logo
Pablo Iglesias se lanza contra ‘Kichi’ y avisa a Anticapitalistas por la polémica del chalet

Irene Montero y Pablo Iglesias en el Congreso. EFE

Resumen:

El secretario general de Podemos ha cuestionado algunas de las actuaciones del alcalde de Cádiz José María González Kichi , que en las últimas horas ha mostrado su malestar por la compra el  chalet de 660.000 euros comprado por el líder morado y por Irene Montero, y que este mismo martes ha advertido en una carta de que “la gente no nos va a perdonar que nos equivoquemos de bando”.

Iglesias ha respondido a estas palabras recordando todas y cada una de las polémicas en las que ha estado envuelto el primer edil, como la de “dar una medalla a una virgen de madera”.

También le ha acusado de no “atreverse” a celebrar en Cádiz el encuentro pro referéndum pactado que finalmente se celebró en Zaragoza y ha reconocido que “he tenido dudas sobre sus planteamientos”.

Pablo Iglesias contraataca. El secretario general de Podemos ya ha movido ficha frente al órdago lanzado por la corriente Anticapitalista, la única que ha mostrado abiertamente su malestar por la polémica del chalet de 660.000 euros comprado por el líder morado y por Irene Montero. El desafío interno del sector liderado por Miguel Urbán no ha quedado impune. Iglesias ha aprovechado las críticas abiertas del alcalde de Cádiz, José María González Kichi, afín a esta corriente, para sacar a relucir todas las polémicas que ha protagonizado el primer edil a lo largo de su mandato y, de paso, ha vuelto a señalar la puerta de los considerados ‘anticapis’, a quienes ha lanzado un aviso: alguno de sus planteamientos están “fuera de Podemos”. Tras laminar a la corriente errejonista tras la Asamblea de Vistalegre III, Izquierda Anticapitalista es la única oposición interna que Iglesias tiene en el partido.

Kichi advirtió este miércoles en una carta de que “la gente no nos va a perdonar que nos equivoquemos de bando”. Iglesias respondió a estas palabras echándole en cara todas y cada una de las polémicas en las que ha estado envuelto el primer edil, como la de “dar una medalla a una virgen de madera”, un gesto que Iglesias “no entendió”. También le ha acusado de no “atreverse” a celebrar en Cádiz el encuentro pro referéndum pactado que finalmente se celebró en Zaragoza y el líder de Podemos también reconoció haber “tenido dudas sobre los planteamientos de Kichi“.

“Me niego a aceptar que los adversarios de Podemos estén dentro”, señaló Pablo Iglesias este miércoles en los pasillos del Congreso, donde dirigió dardos envenenados al alcalde de Cádiz, al que ha echado en cara sus momentos más bajos y al que ha recordado los episodios en los que fue cuestionado por los propios militantes de Podemos. El secretario general de Podemos dedicó una retahíla de reproches velados al primer edil de Cádiz, siempre bajo la premisa de “yo salí a defenderle”, en una reprimenda que se ha extendido también al sector de Miguel Urbán y Teresa Rodríguez.

El líder de Podemos aprovechó su respuesta a  Kichi para recordar el cuestionamiento interno que ha sufrido durante su etapa en la Alcaldía. “Yo he salido siempre a defender a Kichi. Cuando le dio una medalla a una virgen de madera, muchos compañeros dijeron “esto es impresentable” y yo salí a defender al alcalde, porque aunque no entendía bien esa decisión yo no era el alcalde, no estaba en su piel y seguramente tenía buenas razones para tomar esa decisión. Yo no creo que Kichi se haya hecho un fervoroso católico pero creo que actuó pensando en el bienestar de su pueblo”, ha comenzado, en la primera amonestación de su discurso.

Iglesias no dejó puntada sin hilo y también quiso recordar las contradicciones del alcalde de Cádiz en relación con los contratos de los astilleros, a los que se opuso en campaña y que ha mantenido durante su mandato. Un asunto que salió a colación en el programa de Jordi Évole, al que Iglesias se ha referido. “Cuando le vi sufrir y tragar saliva delante de Jordi Évole cuando le ponía unas imágenes de lo que él decía antes de ser alcalde con las fragatas, y después cuando era alcalde, salí a defenderle”.

Iglesias reprocha a Kichi que “renuncie” a su familia política “por ser alcalde”

En sus explicaciones, Iglesias fue más allá y se dirigió a toda la corriente Anticapitalista, a quien volvió a reprender por su posición sobre el conflicto catalán, y les situó de nuevo “fuera de Podemos”. Al mismo tiempo, acusó a Kichi de tener poca consistencia política y de renunciar a sus razones ideológicas por el pragmatismo de la Alcaldía. “Cuando vi que Izquierda Anticapitalista saludaba la independencia de Cataluña y cómo eso le situaba fuera de Podemos, le vi a Kichi salir a decir ‘mi familia política se equivoca’, y lo entendí porque actuó como alcalde y no como anticapitalista. Renunció a ser anticapitalista por ser alcalde”.

Una de las acusaciones más duras que Iglesias lanza contra el alcalde de Cádiz apela directamente al valor del dirigente gaditano, que según el líder de Podemos no se “atrevió” a celebrar en Cádiz un cónclave para defender el referéndum pactado. “Cuando le propuse a Kichi un encuentro con otras formaciones para proponer una vía no unilateral en Cataluña, Kichi me dijo “tú ya sabes lo que pienso yo de esto pero no me puedo permitir hacer un encuentro así en Cádiz”, anunció este miércoles Iglesias, que sí destacó, en contraste, la gallardía del  alcalde de Zaragoza. “Finalmente se hizo en Zaragoza porque Pedro Santisteve sí se atrevió”.

“Yo he defendido a Kichi siempre, incluso cuando he tenido dudas sobre su planteamiento.  Aunque yo haya actuado así, no le pido que haga lo mismo. Si Kichi quiere criticarme tiene todo el derecho a hacerlo. Si Kichi quiere pedir que dejemos de ser secretario general y portavoz, tiene todo el derecho a hacerlo y seguirá contando con mi apoyo para ser alcalde de Cádiz”, mantuvo Iglesias sobre uno de los alcaldes del cambio más conocidos junto con Manuela Carmena en Madrid o Ada Colau en Barcelona.

En una carta abierta a Juan Carlos Monedero, el alcalde de Cádiz advertía este martes de que si bien la gente puede perdonar que la formación se equivoque “con casi todo”, no será tan fácil en este asunto. “Difícilmente nos van a perdonar que nos equivoquemos de bando. Hay muchas Españas y nosotros nos debemos a la de la gente humilde”, dice la la misiva, publicada este miércoles por los diarios del Grupo Joly. El alcalde reitera que “el código ético en Podemos no es una mera formalidad”, sino una “garantía para vivir como la gente, incluso si siendo conocido resulta incómodo” y deja claro a continuación que considera que “lo que están haciendo con Pablo e Irene me parece atroz y me encontrarán al lado, si me quieren, frente a la extrema derecha mediática o política”.