La moción de censura se debatirá esta misma semana, el jueves y viernes próximos, lo que obliga al líder del PSOE, Pedro Sánchez, a una negociación exprés en la búsqueda de apoyos que haga posible dicha moción contra Mariano Rajoy. Gobierno y PP no han querido alargar más la incertidumbre, según la versión oficial, pero, sobre todo, fuerza la maquinaria del líder socialista y desvía el foco de sus problemas internos, motivados por la sentencia de la Gürtel, a un secretario general que necesita 176 votos para sacar a Rajoy del Palacio de la Moncloa. Pero, ¿con qué apoyos cuenta Pedro Sánchez para que la moción de censura salga adelante?

Ciudadanos, sólo si es para convocar elecciones

Ciudadanos explicó desde el primer momento, tras conocer la sentencia de Gürtel, que su apoyo solo pasa por que haya elecciones, y que no piensa votar a favor de la moción de censura del PSOE tal y como está planteada. Lo anunció desde el principio el secretario general, José Manuel Villegas, y lo ha confirmado este lunes su líder, Albert Rivera, tras la reunión de su Ejecutiva.

La formación naranja solo se plantea sumarse a la moción si hay urnas de forma inmediata, si no hay pactos con los independentistas y, puestos a pedir, que el gobierno resultante de la moción no estuviera liderado por Pedro Sánchez.

Podemos (Sí)

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, apoyará la moción de censura presentada el pasado viernes por Pedro Sánchez pero reclama al PSOE un programa social que incluya la negociación territorial con Cataluña. El líder morado convocó una rueda de prensa de cuatro minutos de duración y dio el ‘Sí’ sin condiciones a la iniciativa de PSOE, a quien sí ha advertido de que “tendrá que negociar” para mantener su eventual Gobierno, en caso de que salga adelante la iniciativa legislativa.

Iglesias no ha puesto como condición un reparto de sillones, tal como ocurrió en las negociaciones post electorales del 20-D, pero ha advertido que más allá del ‘Sí’ para echar al Gobierno del PP, Podemos no garantizará la estabilidad del ejecutivo socialista. “Estamos dispuestos a poner nuestros votos para desalojar al Gobierno y  partir de ahí decimos lo que a nuestro juicio necesita el país”, aseguró en su intervención en Princesa. “España necesita un programa especial y diálogo para resolver la cuestión territorial”. Además añadió que es necesario regular el mercado de alquileres, asegurar y subir las pensiones, subir el Salario Mínimo Interprofesional y equiparar los permisos de paternidad y maternidad.

PNV (Duda)

El portavoz del PNV en el Congreso, Aitor Esteban, evió confirmar si apoyarán la moción de censura del PSOE, y recordó que quienes proponen son los socialistas y tendrán primero que explicar qué «quieren hacer», «con qué mayorías» quiere hacerlo y que ideas tiene para Euskadi y Cataluña.

Esteban, en declaraciones en el Congreso antes de la Junta de Portavoces, explicó que hay muchas «incógnitas» sobre la moción de censura que se tienen que despejar, y que el líder del PSOE, Pedro Sánchez, aún no ha explicado «cuándo quiere disolver» las Cámaras, «qué quiere arreglar» y «con quién lo quiere arreglar».

El portavoz del PNV evitó así informar sobre la postura que adoptará su partido en el debate de la moción de censura, pero ha hecho hincapié en la importancia de las «ideas» que tenga Sánchez para Euskadi y para «la situación tan compleja en Cataluña».

Esteban ha asegurado que Sánchez no ha contactado con el PNV: «No sé si tiene mucho interés en tener nuestro apoyo», pero «tiene que explicar para qué lo quiere, cómo lo quiere y qué exactamente quiere hacer», ha dicho tras insistir en que el PNV no tomará aún una decisión sobre su apoyo a la moción de censura hasta que se resuelvan esas incógnitas.

PDeCat (Sí con condiciones)

El independentismo catalán ha empezado a subir el precio de un eventual apoyo a la moción de censura de Pedro Sánchez, empujado por las exigencias de Carles Puigdemont desde Berlín. Y el PSC se ha erigido en muro de contención contra esas exigencias. “Todo el mundo sabe el margen que tiene el PSOE, las cosas que hará y las que no” ha advertido esta mañana el ex presidente de la Generalitat  y senador socialista José Montilla en Catalunya Ràdio, mientras la coordinadora general del PDeCat, Marta Pascal, hacía suyas en TV3 las exigencias expresadas por Quim Torra para negociar el apoyo de sus ocho diputados en el Congreso.

Pascal, que el viernes se apresuró a avalar el apoyo del grupo nacionalista en el Congreso a la moción de censura, ha advertido hoy que hace suyas las peticiones sobre los políticos presos y el reconocimiento al derecho a la autodeterminación, pero sobre todo ha dejado claro que sus votos son “incompatibles” con los de C’s. “La aritmética permite dos tipos de mayorías” ha advertido,  “con C’s o con los partidos independentistas. Y nuestros votos no son compatibles con los de C’s porque quiere alargar el 155”.

Compromis (Sí)

Compromis apoyará la moción de censura contra Mariano Rajoy pero su portavoz en el Congreso, Joan Baldoví, pidió al PSOE «un poquito de humildad» para negociar con los partidos que están dispuestos a votar con él. En declaraciones en el Congreso nada mas conocer la fecha de la moción -se debatirá el jueves y el viernes de esta semana-, Baldoví ha señalado que «aquí cada uno juega sus cartas» y en el caso del PP trata de «poner a otros en el brete de tener que decidir» cuando antes.

Ha añadido que ante la disyuntiva de que Rajoy siga o no Compromis siempre a ser coherente y participará «en cualquier moción» que permita «apartar» al presidenta y a su partido, el PP, de las instituciones. Pero también ha querido enviar un mensaje al PSOE, y le ha pedido que no juegue tanto «a corto» y «juegue más a largo», es decir, que hable con los demás partidos, porque con 84 votos no podría sacar adelante ninguna iniciativa de gobierno.

En cuanto a la posibilidad de que Ciudadanos presente otra moción y cuál sería la postura de Compromís, Baldoví ha advertido de que el partido naranja «quema todos los puentes que hay a su alrededor» y aunque no diría que no a priori ha insistido en que hay ya una moción en marcha, la del PSOE y su partido la apoyará.

Eh Bildu (Sí con condiciones)

EH Bildu decidirá hoy si apoyará o no la moción de censura del PSOE , aunque será «muy difícil» que la apoye si no plantea una «alternativa» a la política de recortes de derechos sociales y de «negación» del derecho a decidir desarrollada por el PP.

El parlamentario de EH Bildu Iker Casanova explicó, en declaraciones a los periodistas en el Parlamento Vasco, que esta formación no conoce el contenido de la moción del PSOE y de su propuesta de gobierno, por lo que deberá «analizarla».

En todo caso, consideró que «se abre una oportunidad para un cambio de políticas». Casanova, en referencia a los líderes del PP, PSOE, Podemos y Ciudadanos, ha asegurado que a EH Bildu «le da igual que (el presidente) se llame Mariano, Pedro, Pablo o Alberto», ya que lo que importa es que se constituya un gobierno «democrático» y «que no recorte derechos sociales ni profundice en el centralismo o la negación de derechos».

Por ese motivo, ha explicado que si la moción de censura presentada implica un «avance» en estas materias, «contará con el respaldo» de EH Bildu, pero que si se trata de «un quítate tú para ponerme yo», no será avalada por la coalición soberanista.

Foro Asturias (No)

La presidenta de Foro Asturias, Cristina Coto, mostró su rechazo a la moción de censura registrada por el PSOE en el Congreso y ha advertido de que «el elevado precio de llevar a Moncloa a Pedro Sánchez con Iglesias y los separatistas, no lo pueden pagar bajo ningún concepto los españoles».

Para la dirigente de Foro, que cuenta con un escaño en la Cámara Baja y concurrió a las últimas elecciones generales coaligado con el PP en Asturias, la estabilidad que necesita España «no viene ni con la ambigüedad del PSOE ni la radicalidad de Podemos ni las insaciables peticiones de los independentistas, que van a poner su precio».

Según Coto, en la actual coyuntura «el riesgo de abrir España a la incertidumbre económica y territorial que representa Pedro Sánchez es de una enorme irresponsabilidad» como ha quedado demostrado, a su juicio, con los movimientos de los mercados.

«Es inviable plantear un proyecto político para España y a la vez dar la mano a partidos radicales cuya única ambición es, precisamente, romper esa unidad de España», ha señalado a los periodistas la presidenta de Foro tras la reunión que hoy ha celebrado la junta de portavoces del parlamento asturiano.

Coalición Canaria (No)

La portavoz de Coalición Canaria en el Congreso, Ana Oramas, ha advertido de que su partido no piensa prestarse a las «estrategias electorales de nadie», y por eso no va a apoyar la moción de censura del PSOE como tampoco avalará a Ciudadanos para que presente la suya.

En declaraciones en el Congreso, Oramas ha advertido de que CC no va a participar en la constitución de un Gobierno «apoyado en Podemos y en radicales independentistas».

«El fin no justifica los medios», ha dicho la diputada, quien ha insistido en que no votarán a favor de un nuevo Ejecutivo que sería «absolutamente inestable».

Además ha considerado que el líder del PSOE, Pedro Sánchez, sólo presenta su moción para poder acudir al Parlamento y que se «visualice» su «alternativa», así como para poder confrontar con Mariano Rajoy y con los líderes de Podemos, Pablo Iglesias, y Ciudadanos, Albert Rivera.

Nueva Canaria (Sí)

El diputado de Nueva Canarias Pedro Quevedo ha afirmado este lunes que el PSOE tendrá su apoyo para la moción de censura contra el Gobierno y en una hipotética investidura de Pedro Sánchez si el objetivo es gobernar con los Presupuestos Generales del Estado impulsados por el Ejecutivo de Mariano Rajoy, ya que considera que convocar elecciones anticipadas es una «irresponsabilidad» que sólo beneficia a Ciudadanos.

«Estamos radicalmente en contra de un adelanto de elecciones. Nos parece que debe quedar perfectamente claro que hay unos presupuestos que ha constado conseguir, que no son los mejores, pero que deben ser aplicados», ha señalado en una entrevista en Onda Cero recogida por Europa Press.

En su opinión, «no hay una crisis de gobernabilidad en España y es un mérito de (el presidente del Gobierno) Mariano Rajoy, que ha conseguido que prospere en una situación difícil un presupuesto», pero «sí existe una crisis de credibilidad» a raíz de la sentencia de la Gürtel que «es irresponsable minimizar».

Por eso, y aunque dio su voto a los presupuestos garantizando la continuidad del Gobierno porque entiende que contenían hitos «históricos» para Canarias, está a favor de que una moción de censura lleve a Pedro Sánchez a La Moncloa. «No debieran ser incompatibles estas cuestiones. No se puede gobernar sin presupuestos y hay que gobernar el presupuesto que toca», ha comentado.