Política

Desbandada de policías en Cataluña: 270 piden irse y 473 plazas se quedan sin cubrir

El desafío independentista y la carestía de vida hacen que la comunidad haya dejado de ser una plaza 'atractiva': sólo van los agentes destinados forzosamente / Sólo cuatro funcionarios han pedido traslado a Cataluña en el concurso general de méritos

logo
Desbandada de policías en Cataluña: 270 piden irse y 473 plazas se quedan sin cubrir
Juan Ignacio Zoido saluda a policías nacionales desplazados a Cataluña con motivo del 1-O.

Juan Ignacio Zoido saluda a policías nacionales desplazados a Cataluña con motivo del referéndum ilegal del 1-O. MINISTERIO DEL INTERIOR

Resumen:

El desafío independentista convierte a Cataluña en un destino de difícil cobertura para la Policía Nacional. Un total de 270 agentes destinados en esta comunidad han pedido traslado y otras 473 vacantes se quedan sin cubrir, lo que eleva a 743 las plazas desiertas entre las cuatro provincias. Por contra, sólo dos oficiales y dos subinspectores han pedido dejar sus puestos actuales en otros puntos del país para ejercer en esta región. Interior retrasa la salida de Cataluña de los agentes que han conseguido traslado para dar tiempo a que se incorporen los nuevos policías. Sindicatos policiales ven como única solución que se abone un plus de territorialidad de 600 euros al mes para arraigar a los funcionarios.

El desafío independentista convierte a Cataluña en un destino de difícil cobertura para la Policía Nacional. Un total de 270 agentes destinados en esta comunidad han pedido traslado y otras 473 vacantes se quedan sin cubrir, lo que eleva a 743 las plazas desiertas entre las cuatro provincias. Por contra, sólo dos oficiales y dos subinspectores han pedido dejar sus puestos actuales en otros puntos del país para ejercer en esta región.

La orden general de la Policía Nacional publica este lunes la resolución por la que se resuelve el concurso general de méritos en las escalas básica (policía y oficial de policía) y de subinspección (subinspectores). La conclusión es elocuente: Cataluña registra una desbandada de agentes por la situación socio-política derivada del pulso secesionista y la carestía de vida, principalmente en Barcelona. La percepción se ha convertido ya en una constatación objetiva.

Según ha podido conocer El Independiente, 165 policías básicos, 71 oficiales y 34 subinspectores destinados hasta ahora en esta comunidad han pedido plazas fuera de Cataluña. A ello se suma que se quedan sin cubrir 473 vacantes que se habían ofertado (279 de policía básico, 129 de oficial y 65 de subinspector).

Interior retrasa la salida de Cataluña de los agentes que han conseguido traslado para dar tiempo a que puedan incorporarse los nuevos policías

De esta forma, el concurso general de méritos no sólo no soluciona -tan sólo cuatro agentes han pedido ser destinados a Cataluña- sino que agrava el importante déficit de efectivos que la Policía Nacional tiene en esta comunidad. De acuerdo con los últimos datos facilitados por el Gobierno, referidos al 31 de enero de 2018, Cataluña disponía de 918 agentes menos de los que deberían integrar su plantilla (2.921 frente a 3.839).

Así, en Barcelona se contabilizaban 2.205 mientras que el catálogo prevé 2.844 y en Lleida había disponibles 138 de 211, mientras que las comisarías de Girona y Tarragona tenían asignados 289 funcionarios en cada caso en lugar de los 409 y 357 -respectivamente- con que tendrían que estar dotadas. Ello arrojaba una cobertura de tan sólo el 76 %, más de seis puntos por debajo de la tasa nacional (82,3 %).

«Es una situación excepcional, nunca había pasado antes. Entre la situación socio-política y la carestía de vida, los compañeros vienen obligados a Cataluña y están el tiempo imprescindible. Prefieren irse a otra capital ‘cara’ como Madrid aun perdiendo puntuación y sabiendo que así tardarán más en conseguir la plaza deseada», declara a este diario Isabel Rodríguez, secretaria general de la Unión Federal de Policía (UFP) en Cataluña.

Sindicatos policiales ven como única solución que se abone un plus de territorialidad de 600 euros al mes para arraigar a los funcionarios

Para evitar que la merma de efectivos se agrave con la salida de agentes que han elegido nuevos destinos en el concurso general de méritos recién resuelto, la Dirección General de la Policía ha acordado que los funcionarios que se incorporarán a otras plazas procedentes de Cataluña una vez resuelto el concurso de méritos retrasen su marcha hasta el próximo 11 de julio -los traslados comenzarán  el próximo 13 de junio-, a fin de que su salida coincida prácticamente con la llegada de los agentes procedentes de la última promoción.

A la espera de conocer la cifra definitiva, se da por hecho que al menos que medio millar de los nuevos policías que ya han completado su formación práctica se incorporarán a comisarías de Cataluña, lo que permitirá mitigar la escasez de efectivos que el Cuerpo tiene en esta comunidad.

A juicio de los sindicatos policiales, la única solución para que Cataluña vuelva a ser una plaza deseada por los agentes es que el Ministerio del Interior acceda a abonar un complemento de territorialidad de 600 euros al mes  para ‘fidelizar’ a los funcionarios en esta comunidad  y evitar que la plantilla cada vez se vea más mermada por falta de arraigo. Es un plus similar al que se instauró en el País Vasco y Navarra ante la permanente amenaza de la banda terrorista ETA.

Así se lo trasladaron representantes del Sindicato Unificado de Policía (SUP), la Confederación Española de Policía (CEP), la UFP, el Sindicato Profesional de Policía (SPP) y Alternativa Sindical de Policía (ASP) al delegado del Gobierno en Cataluña, Enric Millo, y al Subdelegado del Gobierno en Barcelona, Enrique Ablanedo, en el curso de una reunión mantenida el pasado 21 de noviembre.

‘Pasarela’ para los Mossos

La falta de efectivos en Cataluña se agudiza mientras decenas de Mosos d’Esquadra piden a Interior que habilite la pasarela profesional para poder enrolarse en la Policía Nacional, después de la actuación que la Policía de la Generalitat tuvo el pasado 1-O. Ello requiere previamente un desarrollo reglamentario que no se intuía como prioridad para Juan Ignacio Zoido, el saliente ministro del Interior.

La Ley de Régimen de Personal de la Policía Nacional, aprobada el 28 de julio de 2015 cuando al frente del Ministerio del Interior se encontraba Jorge Fernández Díaz, prevé en una disposición adicional -concretamente la cuarta- el ingreso en el Cuerpo de agentes de policías de comunidades autónomas. «Los funcionarios de carrera de los cuerpos de policía de las comunidades autónomas podrán ingresar en la Policía Nacional, en la escala y categoría equivalente a la que ostenten en su cuerpo de procedencia, en los términos y conforme a las condiciones que reglamentariamente, y con participación de las organizaciones sindicales representativas, se determinen, siempre que cumplan los requisitos generales exigidos en el artículo 26 y posean la titulación requerida para el acceso a cada escala», detalla.