Al mismo tiempo que el PSOE se afianza como primera opción política para el electorado, la moción de censura también confirma a Pedro Sánchez como el líder mejor valorado a nivel nacional. La encuesta realizada por DYM para El Independiente y Prensa Ibérica otorga una nota media de 4,6 para el presidente del Gobierno, que supera con claridad a Albert Rivera, que consigue un 4,1. Pablo Iglesias (3,2) y Mariano Rajoy (3,1) les siguen a mucha distancia.

La valoración de Pedro Sánchez supone un vuelco espectacular respecto a la que publicaba el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) hace poco más de un mes. Entonces, la encuesta oficial otorgaba al dirigente del PSOE un 3,35 que ahora ha conseguido levantar. Los encuestados por DYM entre el 11 y el 12 de junio valoran muy positivamente el hecho de haber sacado adelante la moción de censura, pero también ven con buenos ojos la formación del nuevo Gobierno: un 63,7% lo aprueban.

Pedro Sánchez recibe notas similares en todos los espectros ideológicos y evita de momento la polarización que afecta al resto de líderes

Pedro Sánchez, pese a que no logra aprobar, consigue una valoración inusualmente alta en este tipo de encuestas para líderes con tanta exposición pública, que por lo general reciben valoraciones muy polarizadas. En el caso de Sánchez, a día de hoy, esto no sucede así. El presidente del Gobierno obtiene un 5,2 entre los votantes de izquierda, y un 5,8 entre los de centro izquierda. Al mismo tiempo, no se hunde en el resto de espectros: los de centro le dan un 4,1; y tanto los de centro derecha como los de derecha le conceden un 4,0.

Esto no sucede con ninguno de los otros tres líderes. El 4,1 de Albert Rivera se cimenta en la derecha y en el centro derecha, que le dan un 5,6. Sin embargo, los votantes de centro le dan un 4,4 y los de centro izquierda un 3,1. Los que se autoubican ideológicamente en la izquierda le dan sólo un 1,9.

El caso del líder de Podemos, Pablo Iglesias, es más curioso. Recibe un 3,2 global pese a que aprueba entre la izquierda, con un 5,1. El centro izquierda le da un 4,6 y el siguiente espectro que mejor le valora es…la derecha, con un 2,6. El dirigente genera más rechazo entre los votantes moderados y de centro derecha, que coinciden en valorarle con un 2,3.

Mariano Rajoy, por su parte, recibe la valoración más polarizada de todas. Aprueba con holgura entre la derecha, que le da un 5,9, pero naufraga en la izquierda, que no le concede más de un 0,8. Los votantes de centro derecha también le aprueban con un 5,1, mientras que los de centro (3,2) y centro izquierda (1,6) le suspenden con claridad.

Como en el caso de Pedro Sánchez, en el resto de líderes a nivel nacional también se aprecian importantes diferencias con la última valoración ofrecida por el CIS. A mejor. Mariano Rajoy, por ejemplo, pasa del 2,59 al 3,1 tras su dimisión. Pablo Iglesias, que obtenía un 2,77 en el CIS, también mejora. Albert Rivera, que en la encuesta de DYM recibe un 4,1, en la del CIS recibía sólo un 3,79.