Pablo Iglesias abrirá el camino del diálogo con la Generalitat de Quim Torra, como avanzó El Independiente, y lo hará el próximo lunes en un encuentro en el Palau de la Generalitat que este miércoles ha confirmado el propio Quim Torra en la primera sesión de control a su gobierno.

“El Estado no sólo es el Gobierno, Estado implica también a los grupos parlamentarios del Congreso”, ha advertido Torra, “y en este sentido estoy contento de reunirme lunes con Pablo Iglesias”. El presidente catalán confirmaba así el encuentro con el líder de Podemos, con el que intercambió mensajes el pasado lunes para cerrar ese primer encuentro.

El líder de Podemos ha confirmado el encuentro asegurando que su voluntad es “ayudar a que haya un clima de entendimiento entre el Gobierno y las fuerzas políticas catalanas. Que el diálogo y las vías democráticas sean las que guíen las políticas que gestionan el conflicto en Cataluña”.

Iglesias muestra así su voluntad de protagonismo en el que será uno de los caballos de batalla de la legislatura en la comunidad en la que Podemos obtuvo sus mejores resultados electorales en las últimas generales. Y lo ha hecho reclamando “acabar con la excepcionalidad” y “acercando a los presos a sus familias”.

El encuentro debe sentar pues las bases del “deshielo” entre Gobierno y Generalitat. Pero Quim Torra aprovechará, además, para intentar tender puentes con Podemos en un punto en el que esperan encontrar la complicidad de los morados: la defensa de la sustitución de la Monarquía por la República, en un momento en el que el independentismo parece haber escogido al Rey Felipe VI como enemigo, en sustitución del ex presidente Mariano Rajoy.

Diálogo estable con Pedro Sánchez

Torra se ha referido también al encuentro que debe mantener con el presidente del Gobierno a principios de julio. Un encuentro del que ha señalado que “ambos coincidimos en que no queremos sólo una reunión de foto, iremos a la reunión con voluntad de que haya una segunda y tercera reunión”.

El presidente catalán ha asegurado que los equipos que lideran la ministra Meritxell Batet y la consellera Elsa Artadi “están avanzando en el calendario y en los contenidos” para que esa reunión sea fructífera. “Este diálogo no debe ser coyuntural, debe ser estructural”, ha advertido Torra, quien ha dejado claro además a preguntas de Miquel Iceta que piensa poner sobre la mesa el derecho a la autodeterminación.

“El elefante no es la autodeterminación, sino ver en qué somos capaces de ponernos de acuerdo dos tercios de la cámara, porque no tienen mayoría para la independencia”, le ha advertido el primer secretario del PSC en respuesta.