La ex vicepresidenta del Gobierno y candidata a suceder a Rajoy en la presidencia del PP, Soraya Sáenz de Santamaría, ha defendido este jueves su candidatura para liderar el partido y recuperar el Gobierno que el PSOE les arrebató en la moción de censura. Para ello, y ante la situación inédita de que siete miembros del partido opten a la presidencia y la conocida rivalidad entre ella y la ex ministra de Defensa, Sáenz de Santamaría ha señalado que «mi adversario no es Cospedal, ni Casado, ni Margallo… mi adversario es el PSOE y los partidos que pueden poner en peligro a nuestro país».

En una entrevista en la Cadena Cope, Sáenz de Santamaría ha incidido en que en esta batalla por el liderazgo «no nos vamos a despellejar» y ha defendido la necesidad de colaborar con el candidato que salga ganador para recuperar el Gobierno. En este sentido, se ha puesto a disposición de la ex ministra de Defensa si consigue mayores apoyos. «Si ganara Cospedal, desde el minuto cero la voy a ayudar para que sea la presidenta de España», ha recalcado. «La pregunta es: ¿quién es la persona que mejor puede ganar las elecciones?»

Sáenz de Santamaría ha insistido en que la importancia de estas primarias no es ganar un congreso, sino «que salga una persona que esté en forma». Con respecto a los candidatos con más posibilidades, ha recordado que «hasta el domingo pasado las encuestas daban a Feijóo y a mí como principales candidatos… poco ha cambiado desde entonces y eso hay que valorarlo».

La ex vicepresidenta ha defendido su candidatura, en la que, dice, «tengo un proyecto para mi país», no solo para el partido, y ha invitado a los militantes a que «cada uno vote en conciencia».