La nueva fiscal general del Estado, María José Segarra, remitió este jueves una misiva a los 2477 fiscales que integran el Ministerio Público en nuestro país donde pone de relieve su compromiso para dirigir esta institución desde la “más radical independencia” y guiándose exclusivamente por los principios de “legalidad” e “imparcialidad”.

En la misiva, a la que ha tenido acceso El Independiente, Segarra explica que comienza esta nueva andadura al frente de la Fiscalía “con la ilusión de servir desde otro prisma a la institución» a la que he dedicado toda su vida profesional. Además, la hasta ahora fiscal jefe de Sevilla sostiene que tratará durante su mandato de “fomentar” un Ministerio Fiscal “por y para los fiscales”.

Asimismo, en la citada carta, la nueva cabeza visible de la Fiscalía en España apuesta por la “modernización” de dicha institución de forma que “sin renunciar a su esencia se acerque más a los ciudadanos”. En concreto, María José Segarra hace referencia a la posibilidad de adaptar “las estructuras y métodos de gestión” de Fiscalía a los nuevos tiempos e “imprimir a su actividad un enfoque de género”.

La ex vocal de la Unión Progresista de Fiscales (UPF) en el Consejo Fiscal también aprovecha estas líneas de presentación para poner en alza el “capital humano” que tiene el Ministerio Público -«su mejor valor»- a la vez que hace referencia a las condiciones laborales deficitarias – “falta de medios materiales para llegar a la excelencia”-  en las que los fiscales desarrollan su actividad profesional día a día.

Perseguir a la delincuencia «más grave»

Por último, Segarra afirma que trabajará en un “Ministerio Fiscal que desde la más radical independencia, guiado exclusivamente por la legalidad y la imparcialidad, ponga la atención en la protección de las personas más vulnerables junto con la persecución de las formas más graves de delincuencia”.

Loader Loading...
EAD Logo Taking too long?

Reload Reload document
| Open Open in new tab

 

Sin duda, en estos momentos, la principal ‘patata caliente’ con la que se va a encontrar la nueva fiscal general es con el escrito de acusación que la Fiscalía del Tribunal Supremo tiene previsto presentar a finales de mes contra el ex Govern de Carles Puigdemont y la anterior Mesa del Parlament por declarar de forma unilateral la independencia de Cataluña.

Las defensas de los líderes independentistas están convencidos de que, tras el acercamiento de los presos, el cambio de fiscal general del Estado va a traducirse en que el Ministerio Público va a suavizar sus acusaciones de cara al futuro juicio que se celebrará en el Alto Tribunal el próximo otoño.

De momento, María José Segarra no ha dado a conocer su visión jurídica del asunto pero los fiscales del ‘procés’ tienen claro que si su nueva jefa les obliga a rebajar la petición de penas en contra de sus criterios -a renunciar a calificar los hechos como un delito de rebelión- se podrá enfrentar a la convocatoria de una Junta de Fiscales de Sala para analizar dicha orden.