La candidata a presidir el PP, Soraya Sáenz de Santamaría, ha dicho hoy al otro aspirante a liderar el partido, Pablo Casado, que eso de «jugar a dividir entre señoras para ver si encuentra hueco» no le gusta, y le ha recordado que su perfil nada tiene que ver con el de María Dolores de Cospedal. Ésta frase de la ex vicepresidenta del Gobierno ha provocado la contestación de Casado por alusiones, que le ha afeado que «nos estamos equivocando a la hora de hablar de señoras y señores».

En una entrevista en la cadena COPE, Sáenz de Santamaría ha añadido que «las señoras en este debate, nos hemos comportado con una educación ejemplar, bastante más que algunos señores», y ha considerado que «la lealtad» con Cospedal no quiere decir que quien la haya votado opte ahora por Casado, «que tiene otro perfil y otro planteamiento totalmente diferente».

A la pregunta de por qué cree que está mejor posicionada que Casado para presidir el PP, Sáenz de Santamaría ha dicho que ella ha ganado en la mitad de las circunscripciones, en 30 sitios, y Casado en 14, y además ha superado la barrera de los 20.000 votos. Sobre el previsible debate con el candidato, ha insistido en que debatir viene bien para «contrastar proyectos y trayectorias» pero ha advertido de que la «confrontación entre compañeros solo ayuda al PSOE».

«Nunca he hablado de géneros»

Por su parte, Pablo Casado ha contestado a su compañera que «nadie es más que nadie por ser hombre ni por ser mujer» y que «nadie intenta dividir entre señoras por ser señoras ni por ser señores». «Nos estamos equivocando a la hora de hablar de señoras y señores», ha sentenciado.

En una entrevista en TVE recogida por Europa Press, respondía así a Santamaría, quien considera que presumir la orientación que tendrán los compromisarios afines a María Dolores de Cospedal en el cónclave que se celebrará el 20 y 21 de julio. «Nunca he hablado de géneros, nos estamos equivocando a la hora de hablar de señoras y señores. No creo en las cuotas ni en la diferenciación por género. No voy a comprar el discurso de la izquierda de colectivizar la sociedad. Nadie es más que nadie por ser hombre o por ser mujer y nadie intenta dividir ni por ser señoras ni por ser señores, estamos equivocando el enfoque de lo que tiene que ser un partido que vota los principios liberales», ha explicado Casado.

El diputado popular, que obtuvo el 34,03% de los votos en la primera vuelta del proceso de primarias en el que votaron los afiliados, por detrás de Santamaría con el 36,95%, ha denunciado «todo tipo de presiones» para aceptar una integración con la otra candidata, cuando «va contra las normas y contra el sentir mayoritario que ha elegido segunda vuelta».

«Me niego a seguir hablando de la normal, el censo, los debates. Yo fui el primero que dije que buscaba la integración, pero cuando termine el proceso», ha asegurado Casado.