La ministra de Justicia, Dolores Delgado, ha anunciado este miércoles una futura reforma integral de la Ley de Memoria Histórica, así como la elaboración de planes de búsqueda de desaparecidos, un censo de víctimas de la Guerra Civil y la dictadura y programas de exhumación. Además, ha adelantado que su departamento estudiará la manera de llevar a cabo la “ilegalización de aquellas asociaciones u organizaciones que hagan apología del franquismo”, como la Fundación Francisco Franco.

“Es nuestra intención y nuestro compromiso asegurar el acceso a la verdad mediante los mecanismos adecuados y eficaces que garanticen el derecho a la reparación de las víctimas del franquismo y la obtención de las adecuadas garantías de no repetición”, ha afirmado Delgado en su primera comparecencia en el Congreso.

‘Planes de búsqueda de desaparecidos’

Por este motivo, el Ministerio de Justicia ha creado una nueva Dirección General para la Memoria Histórica que, tal y como ha explicado Delgado, se encargará de establecer “planes de búsqueda de desaparecidos” y contará con “expertos en materias relacionadas con el Derecho, la Arqueología y la Antropología Forense, así como representantes de asociaciones memorialistas y de familiares de víctimas y cualquier otra persona destacada en materia de Memoria Histórica”.

Esta dirección general hará públicos los datos de exhumación anual, el número de personas localizadas, la cifra de peticiones registradas y el número de prospecciones sin resultado positivo para su posterior publicación en el Boletín Oficial del Estado (BOE) o en el boletín oficial de la comunidad autónoma donde se haya realizado la exhumación. También procederá a la publicación de un censo oficial de víctimas de la Guerra Civil y la dictadura.

Tras subrayar que la Ley de Memoria Histórica de 2007 ha de ser actualizada, la ministra ha adelantado que el Gobierno pondrá en marcha una reforma integral que irá en línea a lo expuesto en la proposición de ley que presentó el PSOE en la oposición y que fue rechazada por el entonces Ejecutivo de Mariano Rajoy.

Recuperación de la justicia universal

La ministra de Justicia también ha anunciado que el Gobierno quiere recuperar la justicia universal y revisarla “conforme a nuevas necesidades como la persecución de crímenes internacionales de naturaleza económica, financiera y medioambiental”.

En su comparecencia ante el Congreso para presentar las líneas de su departamento, Delgado ha apostado por que se recupere la legislación que regía entre 1985 y 2009, y en menor medida hasta 2014, cuando España “se convirtió en estandarte de la defensa de los derechos humanos al abrir sus puertas a víctimas de graves crímenes internacionales como el genocidio”.

Ese impulso a la jurisdicción universal, ha recordado, fue secundado por otros países, ya que el enjuiciamiento de los crímenes más graves sin importar dónde se cometen “tiene un valor reparador para las víctimas que no encuentran justicia en sus países de origen y activa las alertas rojas con órdenes internacionales de detención que reducen los espacios de impunidad”.