El Ministerio de Defensa ha informado este lunes que, al igual que ocurrió con el militar de La Manada, Alfonso Jesús Cabezuelo, no asignará destino al guardia civil del grupo, Antonio Manuel Guerrero.

El departamento dirigido por Margarita Robles ha hecho esta aclaración un día antes de que el Boletín Oficial de Defensa publique la reincorporación del agente condenado al servicio activo. De igual forma que hizo el ministerio con Cabezuelo, ha explicado que su reincorporación es obligatoria, en aplicación de lo dispuesto en los artículos 88.2 y 92.2 de la Ley 29/2014, de noviembre, del Régimen de Personal de la Guardia Civil. No obstante, no ejercerá por la negativa de Defensa de darle destino hasta que no haya una sentencia firme o auto de sobreseimiento también firme. De esta forma, ambos seguirán cobrando el salario base correspondiente a su puesto, pero no percibirán dietas ni otro tipo de complementos asignados a su destino.

Ambos miembros de La Manada, así como los otros tres componentes del grupo, fueron condenados el pasado mes de abril a 9 años de prisión, una pena muy por debajo de las reclamadas por la Fiscalía, la acusación particular y popular, que oscilaban entre los 22 y los 25 años por un delito de abuso sexual durante San Fermín en 2016.

Los cinco jóvenes sevillanos salieron de la cárcel el pasado mes de junio después de pasar dos años en prisión preventiva y abonar los 6.000 euros de fianza que les impuso la Audiencia Nacional. El auto impone medidas cautelares que les exige personarse en los juzgados de su ciudad los lunes, miércoles y viernes, así como la retirada del pasaporte, la prohibición de vivir en Madrid -donde reside la víctima- y de acercarse o comunicarse con ella por cualquier medio.

La Guardia Civil abrió a Antonio Manuel Guerrero, agente en práctica de 29 años, un expediente disciplinario después de que fuera detenido por participar en esta agresión grupal. En base a ese expediente, según informaron desde el Instituto Armado, este miembro de La Manada fue suspendido de empleo.

El Régimen Disciplinario de la Guardia Civil contempla seis tipo de situaciones administrativas: servicio activo; servicios especiales; excedencia; suspensión de empleo; suspensión de funciones y reserva.

En el caso de Antonio Manuel, fue condenado también por robar el móvil de la joven tras la agresión sexual, tal y como reconoció en el juicio, por lo que se le ha atribuyó un delito leve de hurto, que supone una pena de dos meses de multa a 15 euros por día. El tribunal tiene también pendiente confirmar si lo mantiene en libertad, como al resto de miembros de ‘La Manada’, tras personarse en una oficina de la Policía en Sevilla de expedición del pasaporte.