Política

Sánchez y Casado intentan cerrar una reunión el próximo lunes en Moncloa

Pablo Casado, durante la rueda de prensa tras anunciarse el resultado de las primarias del PP.

Pablo Casado, durante la rueda de prensa tras anunciarse el resultado de las primarias del PP. EFE

La agenda de Pablo Casado desde que asumió las riendas del PP el pasado fin de semana echa humo. Inició la semana reuniéndose con su antecesor en el cargo, Mariano Rajoy, y continuó con Aznar, Hernández Mancha, el Rey Felipe y Soraya Sáenz de Santamaría. Todas ellas producidas hasta este miércoles. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, también ha solicitado una reunión con el líder popular, pero dada la cantidad de compromisos de Casado durante la semana, los equipos de ambos intentan cerrar un encuentro el próximo lunes en Moncloa.

Será la primera reunión entre los dos dirigentes desde que llegaran a sus respectivos cargos. De hecho, la intención de Sánchez, que no tardó en felicitar a Casado tras su victoria en las primarias, era que el encuentro se produjera esta misma semana. Martes o jueves eran los días elegidos por el jefe del Ejecutivo, pero para entonces el nuevo líder del PP ya tenía cerrada la ronda de reuniones, por lo que ambos equipos se pusieron manos a la obra para buscar un hueco. A falta de cerrar una hora, el día previsto será el próximo lunes en el Palacio de la Moncloa.

Pedro Sánchez no tardó en felicitar a Casado tras su victoria en las primarias del PP el pasado fin de semana

En ese encuentro, ambos líderes tendrán la oportunidad de tener una primera toma de contacto de cara al resto de la legislatura. Casado ya avanzó esta misma que semana que no respaldará la propuesta del nuevo Gobierno de ampliar el techo de gasto que se debatirá en el Congreso y en el Senado próximamente, y que supone la base para la elaboración de los Presupuestos Generales del Estado de 2019, y así se lo trasladará en la reunión del lunes.

«Ahora mismo lo que hace falta en España no es una expansión presupuestaria porque los Presupuestos anteriores ya eran suficientemente expansivos», señaló en una entrevista en Onda Cero recordando las cuentas que el Gobierno de Rajoy aprobó justo antes de la moción de censura y que el nuevo Ejecutivo asumió a su llegada.

Esta postura del PP y la presión de los independentistas catalanes son las que pueden complicar la legislatura de Sánchez, cuyo equipo abrió la puerta esta semana a la posibilidad de adelantar las elecciones, si bien la vicepresidente del Gobierno, Carmen Calvo, ha rechazado hoy esa posibilidad. No obstante, y siguiendo la línea que los socialistas han llevado a cabo estos días pidiendo al PP que rectifique su posición, Sánchez intentará buscar apoyos en el que ahora es el principal partido de la oposición para no bloquear su mandato.

Comentar ()