Andalucía | Política

La reunión del deshielo: Echenique y Podemos Andalucía se citan tras sus choques

El encuentro será este miércoles en la sede de la formación en Madrid

logo
La reunión del deshielo: Echenique y Podemos Andalucía se citan tras sus choques
Pablo Echenique y Teresa Rodríguez, en Córdoba.

Pablo Echenique y Teresa Rodríguez, en Córdoba. EFE

Resumen:

Ataques, acusaciones y reproches cruzados. Las turbulencias que ha vivido la relación entre la dirección de Podemos y su federación andaluza podría tener hoy un punto de inflexión. El secretario de Organización del partido, Pablo Echenique, recibe este miércoles a las 18 horas en la sede de Princesa a una delegación de Podemos Andalucía compuesta por Jesús Rodríguez, secretario político andaluz, y Nacho Molina, el secretario de Organización. El encuentro, solicitado por la la dirección de Teresa Rodríguez tras su victoria en primarias, va encaminado a acercar posturas con la dirección del partido tras los choques de los últimos meses, y a tratar de llegar a un acuerdo respecto a la marca electoral para las autonómicas de 2018. La reunión llega un día después de que la cúpula de Podemos haya dado "directrices" sobre el nombre electoral que podrían frustrar los planes de Teresa Rodríguez para confluir con IU.

Ataques, acusaciones y reproches cruzados. Las turbulencias que ha vivido la relación entre la dirección de Podemos y su federación andaluza podría tener hoy un punto de inflexión. El secretario de Organización del partido, Pablo Echenique, recibe este miércoles a las 18 horas en la sede de Princesa a una delegación de Podemos Andalucía compuesta por Jesús Rodríguez, secretario político andaluz, y Nacho Molina, el secretario de Organización.

El encuentro, solicitado por la la dirección de Teresa Rodríguez tras su victoria en primarias, va encaminado a acercar posturas con la dirección del partido tras los choques de los últimos meses, y a tratar de llegar a un acuerdo respecto a la marca electoral para las autonómicas de 2018. La reunión llega un día después de que la cúpula de Podemos haya dado «directrices» sobre el nombre electoral que podrían frustrar los planes de Teresa Rodríguez para confluir con IU.

La líder andaluza ha defendido la marca Adelante Andalucía como una plataforma de confluencia con IU para atraer a votantes que hasta el momento no se han identificado con Podemos. «Queremos tener la libertad de poder denominar a la propuesta con un nombre inclusivo en el que se sienta cómoda mucha gente que no milita en ninguna de las organizaciones de la confluencia», defendió este martes Molina en rueda de prensa.

La propuesta de Adelante Andalucía fue rechazada por la dirección estatal y generó fuertes tensiones en la líder andaluza y la cúpula madrileña. En las últimas semanas Echenique ha expresado públicamente su temor de que Teresa Rodríguez funde una nueva organización al margen de Podemos. La dirigente llegó a acusar al responsable de Organización de haber «fabricado» y difundido un documento alimentando esta teoría.

Después de haber ganado holgadamente  las primarias en Andalucía, Teresa Rodríguez pidió la reunión con el secretario de Organización estatal para abordar el escenario electoral, que en Andalucía se adelantará previsiblemente a otoño. Un día antes del encuentro, la misma Secretaría de Organización remitió a los territorios un manual para presentarse a las autonómicas y municipales, aunque desde el partido niegan que exista ninguna relación entre el documento y la reunión con la delegación andaluza. Atribuyen su difusión a la complejidad política y organizativa de las elecciones de 2019, donde Podemos se presentará por primera vez a las municipales. Un contexto que requiere un procedimiento claro para aquellos pueblos donde el partido no tiene experiencia electoral.

Una de las quejas más recurrentes de Echenique en los últimos meses ha sido la «falta de información» por parte de Andalucía, por lo que la cita irá encaminada a exponer los planes de la federación de cara a las elecciones. Se espera que los andaluces hagan una exposición de la situación actual. Es lo que afirma la dirección de Podemos, que confía en que «se pueda poner fin a la opacidad y a la falta de información con la que, hasta la fecha, ha actuado la dirección andaluza respecto a los acuerdos concretos de la confluencia en Andalucía», destacan desde el partido. Podemos Andalucía acude también con la intención de «terminar de clarificar la situación y cualquier atisbo de dudas que pueda quedar» sobre la confluencia andaluza, determinó Molina este martes.

Y es en el modelo de confluencia donde las posturas están más alejadas. Rodríguez reclama tener la misma consideración que comunidades como Cataluña o Galicia, donde existe una plataforma común que aúna a distintas fuerzas. La dirigente quiere impulsar la identidad de Andalucía dentro de Podemos para diferenciarla de la marca estatal, más desgastada que la marca personal de Teresa Rodríguez. La dirigente, líder de la corriente Anticapitalista, quiere desvincular la identidad de la federación andaluza con Podemos a nivel nacional para evitar la caída que los de Pablo Iglesias han experimentado en las encuestas.

Es previsible que Podemos Andalucía reclame la misma consideración que las federaciones catalana o gallega donde el partido concurrió con un nombre «resultado de a voluntad de las organizaciones que formaron esas confluencias»; de manera que la intención de Rodríguez será «hacerlo exactamente igual».  «Ahora tenemos sobre la mesa una propuesta que se llama ‘Adelante Andalucía’, que me atrevo a vaticinar que será el nombre con el que concurriremos, pero será una decisión que tomen todas las organizaciones que conformamos esa confluencia», añadió este martes el miembro de la dirección andaluza.

En la nueva directriz aprobada por la ejecutiva estatal tampoco se contempla la celebración de primarias conjuntas entre Podemos e IU, tal como había planteado Rodíguez con el líder andaluz de Izquierda Unida, Antonio Martínez-Maíllo. Una posibilidad que podría limitarse a la elaboración de una lista conjunta que sea ratificada por la militancia. La situación entre Andalucía y estatal está más enquistada que nunca y, aunque ambas partes dicen tener esperanzas en que la reunión sirva para rebajar los ánimos, lo cierto es que las posturas están muy alejadas.

El tercero en discordia, Izquierda Unida-Andalucía, ha mostrado confianza en que «el proceso de confluencia en Andalucía es imparable y está consolidado como en ningún otro lugar», y que en que «no va a frenarlo nadie». Sí existe cierta inquietud respecto a las nuevas directrices enviadas desde Madrid, y advierten de que «si alguien tiene la intención de consolidar una confluencia radial con un centro y satélites alrededor, es que no se ha enterado de nada». Las turbulencias a nivel interno que está experimentando Podemos pueden restar a nivel electoral en las autonómicas, y desde IU piden «que dejen de poner obstáculos a la construcción de una alternativa al susanismo en Andalucía» porque, señalan, «el acuerdo está firmado y sólo hay que pensar en ganar las elecciones».