El dirigente del PP Javier Maroto ha asegurado este jueves que en el partido «se está produciendo la integración, gota a gota», entre el equipo del nuevo presidente popular, Pablo Casado, y «muchas personas» de las que en el proceso de primarias respaldaron a la ex vicepresidenta del Gobierno Soraya Sáenz de Santamaría. «La integración sí se está produciendo, es un gota a gota y, además, es una cuestión que va a ir a más» porque «la puerta sigue abierta», ha afirmado en declaraciones a la cadena SER, recogidas por Europa Press.

Maroto, uno de los principales apoyos de Casado en la campaña en la que compitió con Sáenz de Santamaría por liderar el PP, ha mencionado al presidente del PP de Andalucía, Juanma Moreno, que, tras haber respaldado a la ex vicepresidenta del Gobierno, «hoy cuenta como una persona más del equipo de Pablo Casado».

Según ha indicado, hay «muchas personas» de distintos lugares de España que públicamente avalaron a Sáenz de Santamaría pero que «ya se han olvidado de eso y ahora son todos PP», de manera que «cuando se les pregunta si quieren participar en el proyecto, dicen ‘sí, quiero participar en el PP, porque es mi partido'». Esta misma mañana se han producido «nuevas confirmaciones» de personas «relevantes», ha apuntado, celebrando que estas personas hayan «entendido que la unidad es la vía».

Maroto considera que Casado fue «extremadamente generoso» desde que se anunció su victoria en el congreso que el PP celebró los días 20 y 21 de julio y ofreció la integración a Sáenz de Santamaría «en el primer minuto» porque para él es «una prioridad».

Se ofrecieron puestos que antes estaban ocupados por ministros

Respecto al ofrecimiento que él mismo hizo en la reunión que mantuvieron ambos equipos este miércoles por la tarde en el Congreso, el diputado vasco ha detallado que si propuso que los ex ministros Fátima Báñez e Íñigo de la Serna y el diputado José Luis Ayllón formasen parte de la nueva dirección del partido como secretarios de área fue por la relación personal que mantiene con ellos y porque los considera «personas válidas».

«Son las mismas secretarías de área que ocupaban Dolors Montserrat, (Isabel García) Tejerina y (Álvaro) Nadal hasta ahora mismo. Son cargos que ocupan ministros, imagínese si son dignos como para que sean ocupados por ex ministros», ha manifestado.

Refiriéndose a Báñez, De la Serna y Ayllón, que rechazaron esos puestos, Maroto ha dicho: «Son personas muy válidas, son amigos míos, son compañeros y son imprescindibles», pero «tienen que entender una situación que es difícil y distinta a lo que están habituados».

«No se ha conseguido una representación digna»

Por su parte, el diputado del PP en el Congreso José Luis Ayllón ha expresado este jueves su «tristeza» por no haber conseguido desde el equipo de la ex candidata a la presidencia del partido y ex vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, una «representación digna» en la dirección del nuevo presidente de la formación ‘popular’, Pablo Casado.

Así lo ha afirmado en una entrevista en Onda Cero recogida por Europa Press en la que ha evaluado la reunión que mantuvo este miércoles como encargado del equipo de Sáenz de Santamaría, junto a la ex ministra Fátima Bañez, con los diputados Teodoro García Egea y Javier Maroto en representación del nuevo líder, para integrar ambos equipos en la Ejecutiva del partido.

En la misma línea que el portavoz del Grupo Popular en el Parlamento vasco, Borja Sémper, que ha criticado que el presidente del PP, Pablo Casado, utilizara la integración como «un eslogan» más que como «una realidad», tras ofrecer el nuevo líder únicamente dos secretarías de área del PP al equipo de la ex vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría.