Política

Santamaría reclama a Casado que la dirección del PP recoja el 42% de sus votos

"No se puede pasar de la lista más votada a la proporcionalidad en apenas dos días", le replica el líder del PP que le ha ofrecido, no obstante, un puesto en la ejecutiva.

Soraya Sáenz de Santamaría y Pablo Casado, reunidos en el Congreso.

Soraya Sáenz de Santamaría y Pablo Casado, reunidos en el Congreso. EP

La reunión ente Pablo Casado y Soraya Sáenz de Santamaría que ha arrancado a las 10:30 de la mañana en el Congreso de los diputados y han tenido que retomar tras las votaciones en el pleno, es fundamental para desbrozar el futuro equipo del nuevo líder del PP. La ex vicepresidenta ha afirmado a su llegada a la Cámara Baja que si bien va a seguir en política «no necesito ningún puesto» y que , si es por ella, la anunciada integración y unidad se producirá «sin problemas», pero se ha presentado con la exigencia que se tenga en cuenta el 42 por ciento del voto que obtuvo en el congreso popular.

La candidata derrotada ha argumentado ante Casado que la unidad  había que lograrla en «todos» los órganos de dirección del partido, que los militantes se sintieran reconocidos en el resultado y «que ese numero importante de compromisarios que han apoyado mi candidatura que siguieran formando parte del equipo futuro del PP».

Santamaría vuelve a apelar a la militancia para exigir que los suyos tenga cuota de poder

En definitiva, ha exigido dos, a saber, «que seamos muy respetuosos con todas las estructuras locales, provinciales y autonómicas y, que dado que hay un porcentaje importante del 43 por ciento -en realidad fue del 42 por ciento- que decidió apoyar a la candidatura que además, ganó la afiliación, sería bueno que esa gente pudiera verse ver representada digna y proporcionalmente en todos los órganos de dirección del partido».

Pero Casado le ha respondido que «no hay bandos ni equipos que tengan que negociar nada, porque todos han ganado y todos los del PP tendrán una oportunidad». En este sentido le ha replicado en declaraciones públicas que «no se puede pasar en dos días de la lista más votada a la proporcionalidad en apenas dos días».

El nuevo líder del centro-derecha español ha anunciado que su intención es hacer equipos de «integración y unidad» entre todos los candidatos que concurrieron al congreso. De hecho, le ha ofrecido a Santamaría que se incorpore a la ejecutiva en el puesto que queda de libre designación, ofrecimiento al que no ha respondido. Además,  ha anunciado que no habrá cambios en los líderes territoriales elegidos en congreso ni tampoco en aquellas candidaturas ya aprobadas para las elecciones de mayo.

García Egea y Ayllón negociarán esta tarde la ejecutiva popular

Sendos equipos de trabajo capitaneados por los diputados Teodoro García Egea, por parte de Casado, y José Luis Ayllón, por parte de Santamaría, estudiarán esta tarde dicha integración, cuyos resultados deberá dar a conocer mañana el líder del PP en la primera reunión de su ejecutiva, que se celebra en Barcelona.

Antes de entrar en la reunión, Santamaría  ha explicado en declaraciones a los periodistas que «voy a seguir en política pero no necesito ningún puesto. Si ustedes repasan mis declaraciones, dije que estaría a disposición del partido sin pedir ningún puesto». Otra cosa es el equipo que le apoyó, esa parte del PP «que en un determinado momento decidió otra opción», la suya» y que quiere que «pueda seguir haciendo política y trabajando por la unidad del partido».

Acaso Santamaría es consciente de las dificultades objetivas que para su integración ve la nueva ejecutiva del PP, tal y como adelantó El Independiente, lo que une al rechazo que su persona provoca en la dirección regional del partido en Madrid, que no la quiere de candidata en mayo. Interrogada precisamente sobre si aceptaría encabezar la lista a la Comunidad madrileña -opción que el líder popular no descarta- ha subrayado que eso «me lo tiene que decir el señor Casado», pero que, en todo caso «soy el último de los problemas».

Ha abogado por que el PP «tiene que estar unido y fuerte. Lo de menos soy yo. Seguiré aquí sin necesidad de nada. Me gusta la política y haciéndola desde donde esté, en el partido, pero sin ningún  puesto de por medio», sin embargo ha subrayado que «lo importante que todo el partido se sienta representado en el futuro equipo».

En un mensaje en Twitter, el presidente del PP ha difundido una imagen de la reunión junto con unas palabras de compromiso: «Este nuevo equipo tenemos que hacerlo conjuntamente, la integración es imprescindible para salir más fuertes y unidos. Cuento con todos para un PP fuerte que seguirá transformando España».

Comentar ()