Política

El PP de Madrid no quiere a Sáenz de Santamaría de candidata en mayo

En las primarias del día 5 quedó la tercera en la región con uno de los porcentajes más bajos de España

El nuevo líder del PP, Pablo Casado, en el funeral por Fernández Albor junto a Juan Vicente Herrera y Alberto Núñez Feijóo

El nuevo líder del PP, Pablo Casado, en el funeral por Fernández Albor junto a Juan Vicente Herrera y Alberto Núñez Feijóo EFE

Ni al Ayuntamiento ni a la Comunidad. El PP de Madrid, que apoyó de forma mayoritaria a Pablo Casado en las primarias y en el congreso popular, no cree que Soraya Sáenz de Santamaría sea una buena apuesta para encabezar ninguna de las dos candidaturas electorales para los comicios del mes de mayo del año que viene, sentir que comparten otros miembros de la nueva dirección popular. «El electorado no la quiere», sentencia un dirigente regional del PP que apoyó al triunfante nuevo líder del centro-derecha. «Ha quedado desautorizada», dice otro en conversación con El Independiente.

Y basan su argumento en los resultados que ésta sacó en Madrid el pasado día 5 cuando quedó tercera en la consulta a las bases. Efectivamente, sobre los votos emitidos, Pablo Casado obtuvo el 54,35 de las papeletas frente al 21,9 por ciento de María Dolores de Cospedal y el 19,5 de Sáenz de Santamaría. De hecho, subrayan las mismas fuentes que ha sido de todos los territorios «donde menos apoyos ha tenido». Por ejemplo en Galicia, donde también quedó por detrás de María Dolores de Cospedal y de Pablo Casado, consiguió, no obstante, el 27 por ciento de los votos, y en Aragón, mayoritariamente «pablista», el 22,9.

En Madrid quedó tercera en las primarias con uno de los porcentajes más bajos de toda España

No es el único reproche que se le hace a quien ha pasado de ser todopoderosa vicepresidenta del Gobierno a verse descabalgada de la competición por el liderazgo nacional del PP. En la sede de los populares del madrileño distrito de Salamanca -que le corresponde por residencia- le afean que apenas se haya dejado ver por ahí en años salvo ahora para hacer campaña y para votarse en las primarias «y mucho menos en las sedes del partido del resto de la Comunidad». Aunque nacida en Valladolid, Sáenz de Santamaría ha ido siempre en las listas madrileñas al Congreso de los Diputados encabezadas por Mariano Rajoy, pero no ha hecho vida de partido.

Suma y sigue. Porque otro de los argumentos que dan en contra del desembarco madrileño de la ex vicepresidenta -que Pablo Casado no descarta- es que entre la militancia y el electorado de esta región «el tema catalán pesa mucho». Temen perder votos por el ala derecha con una candidata que no sólo protagonizó la fallida «operación diálogo» con el independentismo catalán, sino que tampoco impidió que hubiera urnas en el el referéndum ilegal del 1-0 a pesar de los reiterados mensajes en sentido contrario, con un CNI, dependiente de ella, que falló estrepitosamente. La gestión en Cataluña ha sido precisamente, objeto de las críticas de Casado en su campaña por la sucesión de Mariano Rajoy.

La «operación diálogo» y el 1-0 le pasa factura en la región

Un dirigente del nuevo PP se pregunta si Santamaría, tras su derrota «está preparada psicológicamente para afrontar unas elecciones en Madrid», para concluir que «es muy difícil que pueda integrarse en algo», poniendo voz al sentir mayoritario de los triunfadores del 19 congreso popular. El hecho además de que en su discurso de presentación de candidatura excluyera los nombres de Esperanza Aguirre y de Cristina Cifuentes como ejemplo de mujeres con poder y que fueron apuestas ganadoras, no pasó desapercibido para los madrileños, aunque tampoco se acordó de aludir a Cospedal, todas ellas apoyo de Cospedal.

Dolors Montserrat y Rosa Romero

Sin embargo, a pocos les cabe duda de que Casado le hará el próximo miércoles una oferta de integración a ella y a su equipo. Es una cita fundamental, preludio de la primera reunión que celebrará un día después el comité ejecutivo nacional en Barcelona, donde deberá desvelar su organigrama, con especial interés en el nombre de la persona que ocupará la secretaría general del partido. Como adelantó El Independiente será una mujer, mayor que el líder, y periférica. En un principio se pensó en una andaluza, lo que apuntaba a Esperanza Oña, aunque surgen los nombres de Dolors Montserrat y de Rosa Romero, catalana una, castellano manchega la otra.

Le critican que en su discurso no citara ni a Aguire ni a Cifuentes

El cuestionamiento sobre la idoneidad de Santamaría y su difícil encaje no significa que Ángel Garrido en la Comunidad y José Luis Almeida en el ayuntamiento de Madrid, tengan asegurada ni mucho menos la candidatura popular en los comicios locales y autonómicos de mayo. Aunque ambos apoyaron a Casado, -Almeida desde el principio y Garrido una vez que quedó Cospedal fuera de la carrera-, «se trata de optar por candidaturas ganadoras, no de agradecer los apoyos», subrayan en la dirección regional del partido.

Por si quedaban dudas, el PP de Madrid hizo público ayer un comunicado en el que expresa «su máximo respaldo al presidente del PP y se pone a su entera disposición». Cree la organización territorial que este congreso ha servido «para reconectar con los votantes del PP y para liderar de nuevo la agenda mediática». Casado, agrega, se convierte «en la única alternativa de centro derecha sólida para hacer frente al gobierno de Sánchez, tan perjudicial para nuestor país».

Casado ha recompensado el apoyo de Madrid -con el significativo respaldo de Pío García Escudero, que acudió a su mitin de cierre a pesar de que Santamaría también cerraba en la ciudad- incorporando a su ejecutiva y Junta Directiva a los madrileños Antonio González Terol, Carlos Izquierdo, Pablo Hispán, Ángeles Pedraza, José Antonio Sánchez Serrano y la ex ministra Isabel García Tejerina, que es diputada por Madrid.

Comentar ()