Política MONCLOA

Sánchez transmite a Revilla que "no le temblará la mano para aplicar el 155"

El presidente de Gobierno, Pedro Sánchez, junto a Miguel Ángel Revilla, presidente de Cantabria.

El presidente de Gobierno, Pedro Sánchez, junto a Miguel Ángel Revilla, presidente de Cantabria. EFE

La reunión entre el presidente de Gobierno, Pedro Sánchez, y el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, se ha saldado con varios compromisos financieros para la región y con revelaciones sobre el asunto catalán. El líder del Ejecutivo le habría transmitido a Revilla su determinación a aplicar el artículo 155 en Cataluña en caso de que fuera necesario, según ha transmitido el dirigente cántabro tras el encuentro en Moncloa, lugar al que se ha desplazado en un vehículo particular debido a la huelga de taxis.

Al terminar, Revilla ha relatado el encuentro, enmarcado dentro de la ronda de reuniones que Sánchez mantiene con todos los presidentes autonómicos. Revilla ha dado algunas claves de la reunión, entre las que destacan varios compromisos con el Gobierno de Cantabria y un «plan de choque para la dependencia» ideado por Sánchez, por el pretende -según Revilla- aliviar la carga económica de las comunidades autónomas aportando más financiación para este área desde el Gobierno. «Ha dado instrucciones para que haya una aportación extraordinaria para dependencia», ha relatado el presidente de Cantabria. Respecto a la financiación autonómica, Revilla ha afirmado que «mi conclusión es que no la va a cambiar, lo cual me alegro, porque en las cosas que se hacen con rapidez, los políticos pueden verse presionados por los votos».

Sánchez se ha comprometido a acelerar los proyectos del AVE a Cantabria, además de incluir en los presupuestos de 2019 los compromisos firmados por el anterior Gobierno del PP para destinar 114 millones de euros al hospital público de Valdecilla. En este sentido, también se ha avanzado en un convenio para la Fundación Comillas, y una licitación para el proyecto de soterramiento de las vías de Torrelavega.

Una vez anunciados los compromisos autonómicos, Revilla ha transmitido las líneas generales del encuentro. Ha dibujado un Pedro Sánchez «firme y optimista» en su determinación agotar la legislatura y aguantar en Moncloa dos años más. Sobre el «tema catalán», como se ha referido, Sánchez le habría transmitido su intención de dialogar «sobre todo», incluida la financiación, eso sí, «sin tocar la Constitución».

Es lo que desde el PSOE han defendido en las reuniones bilaterales con el Govern de la Generalitat planteadas en las últimas semanas, donde han abogado por el diálogo pero sin plantear la autodeterminación. La novedad desvelada por Revilla es que el presidente de Gobierno ha defendido que, en caso de no darse estas condiciones,  «no le temblaría la mano si tuviera que aplicar el 155».

Sánchez sí brindó su apoyo a Mariano Rajoy cuando aplicó esta medida constitucional, pero es la primera vez que el líder socialista plantea desde que está en el Gobierno volver a emprenderla en caso de que los dirigentes independentistas inicien otro desafío de ruptura. Esto llega, además, después de que el PdeCat optara por la vía de la confrontación frente al diálogo después del Congreso en el que vencieron las tesis del ex president huido Carles Puigdemont.

Comentar ()