Felipe VI y la Reina Letizia han sido recibidos entre ‘vivas’ y gritos de apoyo a su llegada este viernes a la Plaza Cataluña de Barcelona junto con el resto de autoridades que participan en el homenaje a las víctimas de los atentados de 2018 en Cataluña.

Los Reyes han entrado a la plaza a las 10.38 tras ser recibidos por la delegada del Gobierno en Cataluña, Teresa Cunillera, y lo han hecho flanqueados por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez; de la presidenta del Congreso, Ana Pastor, además del resto de autoridades, incluidos el presidente de la Generalitat, Quim Torra, y la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau.

Aunque la mayoría ha guardado silencio, un grupo de asistentes ataviados con banderas españolas ha aplaudido la llegada del monarca y del resto de autoridades, a las que han recibido proclamando ‘Viva España’, ‘Viva el Rey’ y ‘Viva la Constitución’ mientras de un edificio de la plaza seguía colgando una gran pancarta contra la presencia de Felipe VI en Cataluña.

También se ha oído la consigna ‘Llibertat’ y peticiones de silencio entre las diversas proclamas, y han abundado las banderas españolas. Tras sentarse las autoridades, el acto ha empezado con ‘El cant dels ocells’, y al acabar se ha podido oír ‘Viva la libertad’.

Quim Torra desoye a las víctimas

El día comenzaba ignorando las peticiones de las víctimas. Quim Torra pedía la libertad de los encarcelados en una entrevista en Catalunya Radio y continuaba en la declaración institucional  presidente de la Generalitat. Torra manifestó su “sincero” reconocimiento a los profesionales de los Mossos y de seguridad, sanidad y emergencias en el 17-A por su “vocación de servicio”, así como al exconseller de Interior, Joaquim Forn, “injustamente” en prisión, y al mayor de los Mossos Josep Lluís Trapero.

Torra ha señalado que Cataluña ha “salido más reforzada y unida” como sociedad “democrática, pacífica, plural y tolerante” y como “tierra de acogida”.

El presidente catalán, que ha comparecido junto a los miembros del Govern en la galería gótica del Palau de la Generalitat, ha dedicado sus primeras palabras para expresar su “recuerdo, apoyo y solidaridad” hacia las víctimas de un atentado que ha calificado de “barbarie”, así como a los familiares y amigos de los afectados.

“Todas las personas de bien, de todas las civilizaciones, religiones y condición social están al lado de las víctimas de aquellos actos violentos”, reza la declaración institucional que ha aprobado hoy mismo el Govern en una reunión extraordinaria.

Tras manifestar su apoyo a las víctimas, Torra ha querido trasladar su “más sincero reconocimiento a todos los profesionales de la seguridad, de la sanidad y de emergencias”, puesto que demostraron una “indudable vocación de servicio”.

Un reconocimiento que, “de una manera especial”, es para “todos los trabajadores sanitarios, de los servicios de emergencias y los miembros de la policía de la Generalitat y los responsables que dirigieron el complicado operativo de aquellos días, con el mayor Josep Lluís Trapero y el conseller Joaquim Forn, hoy injustamente en prisión, al frente”, ha dicho Torra.

Ha agregado que los hechos vividos el pasado 17 de agosto y los días posteriores “pusieron a prueba a nuestro país y a su gente”.