El vicepresidente primero de la Fundación Nacional Francisco Franco, José Cristóbal Martínez-Bordiú Franco, ha remitido este jueves una carta al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, a la que ha tenido acceso El Independiente y en la que exponen sus argumentos contra la exhumación del dictador por la vía del decreto ley.

«Ponemos en su conocimiento, por si se les hubiera pasado inadvertido, que dicha aprobación -del decreto ley- contraviene el artículo 86 de la Constitución», asegura la Fundación, en referencia a la necesidad de que lo que se legisle por decreto ley se refiera a cuestiones de excepcional urgencia, un supuesto que al entender de la FNFF no concurre en este caso.

Por ello, la Fundación le subraya al presidente del Gobierno que la aprobación del decreto ley podría ser constitutivo «de un delito de prevaricación y usurpación de funciones, sin perjuicio de la posible comisión de un delito de profanación de sepultura ubicada en lugar de culto, inviolable de acuerdo con el tratatado internacional con la Santa Sede de 1979».

«Esta Fundación se reserva el ejercicio de las acciones civiles y penales que correspondan en caso de que se proceda a la aprobación y ejecución del real decreto ley», concluye su carta José Cristóbal Martínez-Bordiú Franco, quinto de los nietos del dictador y segundo de entre los varones de los marqueses de Villaverde.

El Gobierno, para justificar la necesidad urgente que permita la aprobación del decreto pretende alegar los repetidos informes que aconsejan la exhumación así como las recomendaciones de las Naciones Unidas en este sentido. Tanto PP como Ciudadanos han anunciado que no darán apoyo a su tramitación. El Gobierno maneja que la exhumación pueda producirse en secreto, sin anunciar la fecha, para evitar concentraciones de apoyo o protesta.