Interior | Política

Guardias civiles denuncian la nueva norma de ‘decoro’: Marlaska da 3 meses para eliminar los tatuajes

logo
Guardias civiles denuncian la nueva norma de ‘decoro’: Marlaska da 3 meses para eliminar los tatuajes
El ministro Fernando Grande-Marlaska, atendiendo a los periodistas este jueves en Rabat (Marruecos).

El ministro Fernando Grande-Marlaska, atendiendo a los periodistas este jueves en Rabat (Marruecos). EFE

Resumen:

Los guardias civiles tendrán tres meses para borrarse los tatuajes. Así lo ha adelantado su asociación tras reunirse ayer con el ministro de interior y que este les presentase un borrador de la norma sobre su aspecto físico que ellos alegan es “incluso más restrictivo que las versiones anteriores, además con la clara intención de validarlo en el próximo Pleno del Consejo de la Guardia Civil”.

Según el comunicado que han enviado a la prensa, cuando el pasado mes de junio Grande-Marlaska dio marcha atrás con la ley sobre su aspecto físico por las quejas de los guardias civiles, estos vieron “un gesto positivo, has que nos dimos cuenta que ya ‘está todo el pescado vendido'”.

Los guardias civiles tendrán tres meses para borrarse los tatuajes que no oculte el uniforme oficial. Así lo han adelantado cinco asociaciones profesionales el Cuerpo tras conocer el nuevo borrador de norma sobre su aspecto físico elaborado ya por el equipo de Grande-Marlaska y que consideran “incluso más restrictivo que las versiones anteriores” redactadas en la etapa de Juan Ignacio Zoido (PP) y que la Dirección General de la Guardia Civil quiere aprobar en el pleno de este jueves.

En un escrito firmado por la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC), la Asociación Española de Guardias Civiles (AEGC), la Unión de Guardias Civiles (UOGC), la Asociación de Escala Suboficiales de la Guardia Civil (ASES GC) y la Asociación Profesional de Cabos de la Guardia Civil piden al director, Félix Azón, que retire el borrador del orden del día de la comisión de normativa a celebrar este jueves para seguir buscando el “consenso”.

Según el comunicado que han enviado a la prensa, cuando el pasado mes de junio Grande-Marlaska dio marcha atrás con la ley sobre su aspecto físico por las quejas de los guardias civiles, estos vieron “un gesto positivo, has que nos dimos cuenta que ya ‘está todo el pescado vendido'”.

“Se prohíbe fumar durante la práctica totalidad del servicio, se mantiene un único modelo de peinado para hombres y mujeres, así como llevar más de un anillo o una pulsera, cuestiones que van en contra del espíritu de adaptar la Guardia Civil a siglo XX”, alegan en el mismo comunicado.  También, hacen hincapié en la norma para los tatuajes. “Se mantiene la prohibición de que sean visibles, así como la obligación de tener que taparlos incluso, dando un plazo de 3 meses para someterse a intervenciones para su eliminación del cuerpo de quien los porta”, añaden.

El pasado 29 de junio, tan sólo 48 horas después de aprobar la polémica ley sobre el aspecto físico de los guardias civiles, el ministro del Interior dio marcha atrás y paralizó la orden general a la espera de someterla a una nueva revisión e introducir los cambios que permitan acercar posturas con la representación de los agentes y evitar el malestar que ha causado en el seno del Cuerpo.

La ley, por tanto, no llegó a publicarse en el boletín de la GC por no que no tenía efecto. Hasta ahora las asociaciones profesionales pensaban que Marlaska iba a hacer más laxa la norma pero parece que la ha endurecido.