Otra vez. Celia Villalobos ha sido ‘pillada’ por las cámaras de La Sexta ojeando ropa en su tablet en su escaño del Congreso de los Diputados mientras comparecía en la cámara la ministra de Justicia, Dolores Delgado, acechada estos días por la difusión de la grabación de una comida con el polémico excomisario José Villarejo.

Mientras Delgado daba sus explicaciones, la política del Partido Popular se desentendía de la sesión y se dedicaba, tal y como han recogido las cámaras de televisión, a ojear blusas de varios colores en una conocida aplicación de compra-venta de ropa.

No es el primer episodio de este tipo que protagoniza Villalobos. Célebre fue el debate del Estado de la Nación de 2015, en el que ejerció brevemente como presidenta de la Cámara en sustitución de Jesús Posada. Fue en ese instante cuando las cámaras la descubrieron jugando al popular videojuego Candy Crush, pese a que debía estar centrada en dirigir y controlar las intervenciones.

En aquel momento, el PP restó importancia al hecho y la propia Villalobos guardó silencio durante días. Años después, bromeó y se quejó públicamente de que la empresa desarrolladora no se pusiese en contacto con ella “para darle las gracias” por la publicidad.