El presidente de Gobierno, Pedro Sánchez, ha reaccionado a los sonoros pitos y abucheos recibidos este viernes a su llegada al desfile militar del Día de la Hispanidad. En la recepción real que ha tenido lugar después del acto, el líder del Ejecutivo ha intentado restar importancia al asunto, alegando que los últimos presidentes socialistas también recibieron sendas pitadas y que esperaba recibirlos también.

Tras su accidentada llegada al Palacio Real, donde han cometido un error de protocolo y se han puesto junto a los Reyes para recibir y saludar a los invitados, el presidente ha compartido algunos momentos con los periodistas que han acudido en los tradicionales ‘corrillos’.

Preguntado sobre el episodio del desfile, en el que le han llamado “okupa”, le han pedido “que se vaya” y le han reclamado elecciones, Sánchez lo ha situado dentro de la normalidad, recordando los abucheos que también sufrieron los socialistas José Luis Rodríguez Zapatero o Felipe González. En este sentido, el socialista ha reconocido que esperaba recibir estas muestras y que no le han pillado por sorpresa.

“No voy a ser menos que González y Zapatero”, ha bromeado Sánchez. Éste fue increpado especialmente en 2009 y 2010, hasta el punto de que su Gobierno intentó pactar un protocolo contra los abucheos, aunque sin éxito.

Casado reconoce que entiende el “cabreo”

El presidente del PP, Pablo Casado, asegura que no se alegra de los abucheos, pitos e insultos que ha recibido hoy el presidente, pero reconoce al mismo tiempo que entiende que haya “bastante cabreo” en la calle contra el Gobierno.

Casado admite que no habla con Sánchez desde hace tres meses

En una conversación informal con periodistas durante la recepción de los Reyes, Casado ha explicado que “por un lado” no le “resulta agradable que sea abuchee a las instituciones”, pero que “por otra parte la gente está muy cabreada”.

Según Casado, los “gritos de rabia” que se han escuchado hoy durante el desfile contra el presidente Sánchez recuerdan a los que recibía el expresidente José Luis Rodríguez Zapatero en su cuarto y quinto año de mandato, ya que la situación, a su juicio, es parecida. Tras reconocer que desde el pasado mes de julio no habla con Sánchez, el líder del PP ha dicho que hoy sí le ha saludado y que con quien ha hablado es con algunos miembros de su Gobierno.