Política

Un sindicato policial, a Pablo Iglesias: Tendrá escolta pese a llamarnos “matones”

El ahora líder de Podemos acusó a varios agentes policiales de "mentir" y de "convertirse en matones al servicio de los ricos"

logo
Un sindicato policial, a Pablo Iglesias: Tendrá escolta pese a llamarnos “matones”
Irene Montero y Pablo Iglesias, este lunes en el Congreso de los Diputados.

Irene Montero y Pablo Iglesias, este lunes en el Congreso de los Diputados. EFE

Resumen:

El Sindicato Unificado de Policía (SUP), el mayor sindicato policial del país, ha reaccionado a la decisión del Ministerio del Interior, que ha facilitado un escolta policial las 24 horas del día al secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, y a la portavoz parlamentaria del grupo, Irene Montero. El organismo ha aprovechado esta decisión para poner en valor el servicio de la Policía y para recordar al líder político las declaraciones en las que llamaba “matones al servicio de los ricos” a los agentes policiales.

La protección policial para los políticos les acompañará desde que salgan de casa hasta que vuelvan a su chalet comprado el pasado mayo después del acoso sufrido tras la polémica. Además, tendrán una vigilancia de seguridad estática en su vivienda.

El Sindicato Unificado de Policía se refería a esta protección en las redes sociales, donde destacaba que dispondrían de escolta policial y que “a pesar de lo que diga la hemeroteca, la Policía es y será un servicio público por y para cualquier ciudadano”, señalaba el SUP, que rescataba un tuit enviado por Iglesias hace seis años.

“La policía no protege a la gente, son matones al servicio de los ricos”, aseguraba el dirigente en el mensaje en las redes, que venía acompañado de un vídeo. En ese “vídeo-monólogo”, Pablo Iglesias acusaba a unos agentes policiales de mentir. “Me pregunto qué podemos hacer cuando la policía miente”, se preguntaba.

“Me parece indignante que agentes de las fuerzas públicas puedan mentir impunemente”, señalaba Iglesias, que acusaba a un agente de detener a un fotógrafo acusado de pegar a un antidisturbios. “A muchos policías se les debería caer la cara de vergüenza cuando en vez de defender a la gente se convierten en matones al servicio de los ricos”.