El presidente de la Generalitat, Quim Torra, y el cantautor Lluís Llach han presentado solemnemente en la Sala Torres García del Palau de la Generalitat la puesta en marcha del Consejo Asesor del Fórum Civico y Social para el Debate Constituyente. Un grupo que, tal y como ha insistido repetidamente Llach, no servirá para redactar la constitución de la futura república catalana. Tras tres cuartos de hora de comparecencia de ambos dirigentes pocos han entendido la misión de la nueva institución soberanista, pero ha quedado claro por qué la CUP no quiso sumarse al proyecto.

«No es nuestro objetivo hacer una constitución, nuestro objetivo es ayudar a la gente a repensar el país y los valores que quiere para su futuro» ha advertido Llach en la presentación del Consejo. Las conclusiones de ese debate, que debe ser «lo más participativo posible, lo pondremos sobre la mesa y serán los estamentos políticos de todas las ideologías podrán usarlo si quieren».

Quim Torra se comprometió en su debate de investidura a poner en marcha tres estructuras que debían permitir avanzar en el proceso independentistas: el Espacio Libre de Bruselas, visto entonces como vehículo para la internacionalización del proceso independentista; el Consejo de la República, que debía ser una suerte de gobierno en el exilio para dictar las líneas maestras del Govern que preside Quim Torra, y el Fórum Constituyente, que debía poner las bases de la futura constitución catalana.

Ahora, sin embargo, el Consejo de la República ha mutado en plataforma de internacionalización, sin pretensión de gobernar Cataluña desde Bruselas, y el Fórum ya no aspira a redactar una constitución, como prometió Torra, sino simplemente a definir deseos y objetivos de los catalanes de cara al futuro.

«Haremos un debate constituyente en tanto que repensar el pais» ha intentado argumentar Llach. «La ciudadanía siempre es constituyente» ha añadido, pero «nada de constitución republicana, eso correspondería a las instituciones políticas, al parlamento».

Integrantes no independentistas

Llach tampoco ha querido definir el calendario de trabajo ni quien integrará ese consejo asesor, cuyos miembros no cobrarán. El presidente del nuevo organismo se ha limitado a asegurar que tendrá una composición transversal, también con miembros no independentistas, pero no ha querido confirmar la incorporación del ex líder de Podemos en Cataluña, Albano Dante Fachín o la ex diputada socialista Bea Talegón.

El cantautor ha asegurado que su objetivo es dirigirse al «cien por cien de la ciudadanía» pero acto seguido ha apelado a «la gran mayoría favorable al derecho a decidir, incómoda con un Estado que considera válido el encarcelamiento de líderes que cumplen su mandato democrático».

El Consell Executiu ha creado hoy el Consejo en base a la Ley de consultas populares y la resolución del Parlament que instaba a su creación, pero no ha acordado dedicarle ninguna partida económica a la espera de que Llach presente el presupuesto de funcionamiento.

Pese a esa dependencia económica, Torra ha insistido repetidamente en la independencia del nuevo organismo y ha explicado como muestra de ello que el mandato de sus integrantes no concluirá con la legislatura. Quedará en manos del próximo gobierno catalán mantener en marcha este organismo.

También Llach ha insistido en esa independencia, así como en la neutralidad con la que el consejo impulsará el debate sobre qué quiere ser Cataluña en el futuro. Así, ha asegurado que el Consejo tendrá dos funciones, por un lado, una función de «promotora del escenario para que las organizaciones sociales activen el foro» y por otro, una función «técnica de ofrecer metodologías que permitan organizar y llevar a cabo debate constituyente».

El trabajo se dividirá en tres áreas ya definidas: social, cívica, técnica para organizar la relacion con las diferentes organizaciones que, según Llach, deben ser las que vehiculen el debate. Organizaciones entre las que el líder independentista espera contar con sindicatos, patronales y organizaciones civiles de diversos ámbitos, además de las entidades independentistas como la ANC, Òmnium o los CDR.

Llach no se ha pronunciado, sin embargo, sobre la posibilidad de que pudiera participar en ese debate una entidad como Sociedad Civil Catalana, dada la voluntad de pluralidad expresada por el cantautor. «Cuando se abra proceso participativo será inclusivo, quien quiera participar puede hacerlo, máximo respeto a cualquier ideología» se ha limitado a apuntar.