Política

El juez archivó la causa contra Conde sin agotar la instrucción ni informar al fiscal

La Fiscalía recurrirá el sobreseimiento de las actuaciones que se seguían desde hace dos años y medio contra el ex banquero, al que acusa de blanquear dinero procedente de las apropiaciones indebidas "contra las arcas de Banesto"

logo
El juez archivó la causa contra Conde sin agotar la instrucción ni informar al fiscal
Mario Conde, ex presidente de Banesto.

Mario Conde, ex presidente de Banesto. EP

Resumen:

La Fiscalía recurrirá el auto por el que el juez Santiago Pedraz ha acordado el sobreseimiento provisional de las actuaciones que se seguían contra Mario Conde como posible autor de delitos de blanqueo de capitales y contra la Hacienda Pública, al entender que el instructor ha archivado el caso sin que se haya agotado la investigación.

El titular del Juzgado Central de Instrucción 1 de la Audiencia Nacional concluye que no sólo “no resulta debidamente justificada la perpetración de los delitos investigados” sino que además no existen “expectativas de obtener nuevos datos inculpatorios”.

Fuentes de la investigación aseguran que el magistrado ha acordado el sobreseimiento pese a quedar diligencias aún por practicar y seguir existiendo “dudas más que razonables” sobre el origen de los fondos repatriados por el ex presidente de Banesto.

La investigación iniciada hace dos años y medio trataba de acreditar si, como sostiene la Fiscalía Anticorrupción, Mario Conde desarrolló una operativa de blanqueo procedente de las apropiaciones indebidas “contra las arcas de Banesto” que a través de familiares y amigos de su máxima confianza le habría permitido aflorar más de 13 millones entre 1999 y 2014.

La Fiscalía Anticorrupción recurrirá en los próximos días el auto por el que el juez Santiago Pedraz ha acordado el sobreseimiento provisional de las actuaciones que se seguían contra Mario Conde como posible autor de delitos de blanqueo de capitales y contra la Hacienda Pública, al entender que el instructor ha archivado el caso sin que se haya agotado la investigación. La causa decae también para los otros 17 imputados, llamados al procedimiento como partícipes de la supuesta trama.

En un auto fechado el pasado 24 de octubre, el titular del Juzgado Central de Instrucción 1 de la Audiencia Nacional dio capertazo al caso -iniciado a raíz de la querella interpuesta por Anticorrupción en marzo de 2016- al entender que no sólo “no resulta debidamente justificada la perpetración de los delitos investigados” sino que además no existen “expectativas de obtener nuevos datos inculpatorios”.

Fuentes de la investigación cuestionan esta afirmación y aseguran que el magistrado ha acordado el sobreseimiento pese a quedar diligencias aún por practicar y seguir existiendo “dudas más que razonables” sobre el origen de los fondos repatriados por el ex presidente de Banesto, al tiempo que llaman la atención sobre el hecho de que el instructor haya decretado el archivo sin solicitar previamente informe al Ministerio Público. Tampoco hay un informe definitivo de la Agencia Tributaria sobre los fondos y patrimonio del ex banquero ya que Pedraz ha sobreseído el caso con un avance provisional del auxilio judicial.

De hecho, el archivo se ha producido sin que ni a la Fiscalía ni a la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil -el cuerpo policial encargado de la investigación- se le haya dado traslado de los resultados de al menos una parte de las comisiones rogatorias tramitadas por la Audiencia Nacional a fin de acreditar el rastro del dinero aflorado por Conde, según las fuentes consultadas por este diario. “Quedan muchas cuestiones por aclarar”, señalan.

El fiscal recurrirá el archivo del caso contra el ex banquero, al que acusa de blanquear dinero de las apropiaciones de Banesto

La investigación iniciada hace dos años y medio trataba de acreditar si, como sostiene la Fiscalía Anticorrupción, Mario Conde desarrolló una operativa de blanqueo procedente de las apropiaciones indebidas “contra las arcas de Banesto” -al menos 1,8 millones de euros transferidos a Suiza y otro 1,8 millones cuyo destino se desconoce- que a través de familiares y amigos de su máxima confianza le habría permitido aflorar más de 13 millones entre 1999 y 2014 mediante ingresos y transferencias en cuentas vinculadas al ex banquero.

Basándose en las conclusiones provisionales del perito de la Agencia Tributaria en funciones de auxilio judicial, Santiago Pedraz determina que el dinero “no tiene un origen relevante” para el procedimiento puesto que “sería anterior a Banesto”. De acuerdo con los datos facilitados por el banco Dreyfus Sons & Co. Banquiers tras la comisión rogatoria dirigida a las autoridades suizas, el origen de los fondos depositados en la cuenta número 8357 procedería de diversos ingresos realizados entre 1980 y 1985, como los 10,5 millones de dólares percibidos por la venta de Antibióticos SA a la italiana Motedison (1987) y del traspaso del dinero cobrado por Conde en 1983 por su labor de intermediación en la compra de Laboratorios Abelló por parte de Merck Sharp & Dohme.

Operación inmobiliaria en Londres

Respecto a la cuenta bancaria 15.514, los fondos tendrían su origen en el dinero traspasado desde la numerada como 8.357 y en las rentas percibidas por el arrendamiento y posterior venta de un inmueble de su propiedad en Londres. Estas operaciones inmobiliarias se habrían desarrollado entre 1994 y finales de 2010.

“No hay base para dudar de ello, pues además Dreyfus Sons & Co. Banquiers efectuó un procedimiento de compliance PBC o auditoría interna respecto de ambas cuentas bancarias #8.357 y #15.514, comprobando que el origen de los fondos en ellas depositados no tenía nada que ver con la etapa de D. Mario Conde como Presidente de Banesto”, expone Pedraz en el auto.

El juez tampoco aprecia que el ex banquero haya podido cometer defraudación tributaria, conclusión que ratificó en sede judicial el perito tras analizar la documentación remitida por las autoridades de Suiza. “No cabe, como es obvio, reabrir periodos prescritos para el cálculo de eventuales cuotas tributarias (los fondos aflorados vienen de unos años súperprescritos, como afirmó el perito)”, añade el magistrado.

Doble condena por apropiación indebida

Para apuntalar esta conclusión, el titular del Juzgado Central de Instrucción 1 de la Audiencia Nacional no pasa por alto el hecho de que el apoyo al citado perito -en un informe de avance presentado un día antes del auto de sobreseimiento provisional, sin que nadie se lo hubiera solicitado y sin que el nombramiento del refuerzo fuera aún efectivo- coincidiera en sus apreciaciones con el técnico al que iba a apoyar. Con todo, Pedraz precisa que dicho trabajo no tiene “virtualidad alguna”.

Mario Conde fue condenado por el Tribunal Supremo el 20 de marzo de 1997 a seis años de prisión por apropiación indebida y falsedad en documento mercantil en el conocido como caso Argentina Trust, imponiéndole una responsabilidad civil de 3,6 millones de euros a favor de Banesto. La entidad financiera -absorbida años después por el Santander- había sido intervenida por el Banco de España el 28 de diciembre de 1993.

Pedraz archivó sin tener encima de la mesa el informe definitivo de la Agencia Tributaria sobre los fondos y patrimonio del ex banquero

El 29 de julio de 2002, el alto tribunal dobló la pena que había impuesto la Sección Primera de la Audiencia Nacional y elevó de 10 a 20 años de cárcel la condena a Conde por apropiación indebida, estafa y falsedad en el caso Banesto. El Supremo fijó entonces la responsabilidad civil en 22,45 millones de euros a favor del banco, estando pendiente éste aún de recibir 14 millones de euros de la indemnización global.

El Independiente ha intentado hablar con el ex presidente de Banesto para conocer su reacción ante el auto que, al menos de momento, le exculpa de los delitos de blanqueo de capitales y fraude fiscal por los que se querelló contra él la Fiscalía Anticorrupción. A través de una persona de su máxima confianza, Conde ha rechazado el ofrecimiento de este diario: “Por ahora prefiere estar tranquilo y no hacer declaraciones”.